Diputados aprobó el proyecto de Consenso Fiscal, que habilita a las provincias subir Ingresos Brutos

10 de junio, 2021

Diputados aprobó el proyecto de Consenso Fiscal, que habilita a las provincias subir Ingresos Brutos

La Cámara de Diputados convirtió esta tarde en ley el proyecto de Consenso Fiscal firmado entre el presidente Alberto Fernández y los gobernadores, que distribuye entre las provincias un total de $70.000 millones para reactivar sus economías, prohíbe el aumento de la deuda pública y suspende procesos judiciales por la distribución de la Coparticipación Federal.

La iniciativa obtuvo 140 votos a favor, 104 en contra y una abstención del radical José Cano. La aprobación se concretó en la Cámara baja luego de un breve debate en el que expusieron tan solo cuatro oradores.

El proyecto fue sancionado con los votos aportados por el Frente de Todos, los interbloques Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, Acción Federal y legisladores de Juntos por el Cambio que responden a los gobernadores de la UCR de Corrientes Gustavo Valdez, y de Jujuy, Gerardo Morales. Se trata de los diputados de Corrientes Sofia Brambilla; y Gabriela Burgos, Oscar Moldani y Jorge Rizzotti, de Jujuy.

Los 104 votos de rechazo correspondieron en su mayoría a legisladores de Juntos por el Cambio, al Partido Social y los dos legisladores de la Izquierda.

El Consenso Fiscal 2020 reemplaza al acuerdo firmado en 2017, durante el Gobierno de Mauricio Macri, que entre sus puntos preveía una baja gradual de los impuestos a los Ingresos Brutos y Sellos en un período de 5 años.

El nuevo acuerdo fiscal permitirá a las provincias contar con un monto total de alrededor de $70.000 millones que podrán ser utilizados para reactivar las economías regionales, luego de un año atravesado por la crisis generada por la pandemia del coronavirus. El proyecto además establece que en 2021 las provincias no podrán incrementar el stock de deuda denominada en moneda extranjera respecto a los valores registrados al 31 de diciembre del 2020.

De ese modo, las provincias y los municipios podrán aumentar Ingresos Brutos, Sellos y Tasas municipales. A su vez, los gobernadores tienen que desistir de las demandas conta el Estado nacional por coparticipación.

Por este motivo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no se sumó a esta nueva edición del consenso fiscal, ya que tiene una demanda contra el Estado nacional por el quite de la coparticipación que llevó adelante la administración de Fernández. En el caso de San Luis y La Pampa, no lo firman porque sus respectivas legislaturas no habían aval el Pacto Fiscal en 2017 por lo que ahora si quisieran firmarlo requerirían esa aprobación parlamentaria provincial.