Ciudad y Provincia refuerzan controles sobre viajeros para evitar la llegada de la variante Delta

Los gobiernos de la provincia y de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron que tomarán mayores medidas sobre los viajeros que vuelven del exterior para frenar la llegada la variante Delta del coronavirus.

29 de junio, 2021

Ciudad y Provincia refuerzan controles sobre viajeros para evitar la llegada de la variante Delta

Frente el avance a nivel mundial de la variante Delta del coronavirus, el Gobierno bonaerense informó que aplicará multas de hasta $4.300.000 a aquellos viajeros que regresen del exterior y no respeten el aislamiento de siete días dispuesto.

Hoy el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció que los bonaerenses que ingresen al país desde el exterior deberán hacer a partir del jueves 1 de julio un aislamiento obligatorio durante cuatro días en un hotel, con costo a cargo de la viajante y, luego, completar el período de siete días en su domicilio. En ese marco, también indicó que se denunciará penalmente y se aplicará multas de más de $4 millones a quienes no cumplan con la medida.

El régimen de multas fue establecido por el Decreto N° 1/21, mediante el cual se dispuso que el incumplimiento de las normas dictadas en el marco de la pandemia de Covid-19, “dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en el Decreto-Ley N° 8841/77”, que estipula multas de hasta 500 sueldos mínimos. 

Ese Decreto, publicado en enero, vinculó la norma Covid-19 a uno del año 1977, que establecía que la provincia puede imponer multas por incumplimiento de normas sanitarias. Así, la provincia habilitó la posibilidad de aplicar multas ante la falta de uso de barbijos, realización de fiestas clandestinas, o incumplimiento a cualquiera de las restricciones dispuestas en el sistema de fases en que se ubican, según su situación epidemiológica, los 135 municipios bonaerenses.

Luego, en mayo, se estableció que los recursos que los municipios recauden como consecuencia de la aplicación de la multas por violar las restricciones sanitarias, integrarán el “Fondo Municipal por infracciones a la normativa Covid-19”.

De este modo, una vez que agentes municipales, provinciales, inspectores del Ministerio de Salud bonaerense y de Migraciones comprueban la infracción, se labrará un acta y, luego, la persona tendrá un plazo para presentar un descargo. Posteriormente, se resolverá si se violó o no la normativa, la multa que se impondrá y su valuación. Esa sanción podrá ser apelada ante la justicia correccional del lugar donde se cometió la infracción.

Mayores controles en la Ciudad

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, pidió esta mañana a la población “disminuir los viajes internacionales” a fin de evitar el ingreso de la variante Delta debido a su mayor contagiosidad. A su vez, confirmó que el costo de los hoteles en los cuales deben permanecer aislados al regresar al país los casos positivos de coronavirus estará a cargo de esas personas.

“Tenemos que hacer los mayores esfuerzos para disminuir la cantidad de viajes internacionales y que quien no tenga necesidad imperiosa de viajar no lo haga; cada personas que vuelve puede traer la variante Delta”, advirtió Quirós en su habitual conferencia de prensa de esta mañana sobre la evolución de la Covid-19.

En sintonía con el Gobierno nacional, sostuvo que es importante reducir los viajes fuera de la Argentina “especialmente en el próximo mes o mes y medio para completar la parte más intensa de la campaña de vacunación” y solicitó que “haya la menor interacción (posible) con el exterior”.

Con respecto a los porteños que llegan al Aeropuerto internacional de Ezeiza, explicó que a quienes el test al ingreso al país les dé positivo o no tengan condiciones de aislamiento en sus domicilios, se les ofrece cumplir la semana de cuarentena en un hotel, cuyos “costos están a cargo de las personas como indica la normativa nacional”.

Los viajeros que den negativo al entrar al país y puedan realizar la semana de aislamiento en sus domicilios, serán llamados para seguir la evolución diaria y recibirán una visita presencial para “dar garantías de que lo cumplen”, y cuando concluye la semana “se les hará un PCR” para confirmar su estado de salud, agregó.