Bolsonaro y Guedes pujan por el tamaño de Bolsa Familia

22 de junio, 2021

Bolsonaro y Guedes pujan por el tamaño de Bolsa Familia

Se vienen elecciones presidenciales en Brasil y el actual presidente, Jair Bolsonaro, no viene bien en las encuestas. Su rival, además, podría ser Lula. Si bien ya no tiene la elevada imagen de antes, ya está absuelto por la Justicia y sigue siendo el máximo referente de la izquierda en Brasil. En 2018, Bolsonaro venció a Fernando Haddad. Ahora, podría competir contra Lula y, además, con cuatro años de gestión a cuestas.

Bolsonaro tiene una idea para aumentar sus probabilidades electorales: relanzar el programa “Bolsa Familia” a fines de 2021. Como la AUH en Argentina, es un programa de transferencias monetarias directas y fue uno de los mayores éxitos de la gestión de Lula.

Actualmente, los pagos rondan los 190 reales mensuales y la intención de Bolsonaro es subirlos hasta los 300 reales (unos US$ 60) y ampliar el universo alcanzado hasta 17 o 18 millones, aunque otras versiones indican que lo quiere llevar a más de 25 de millones. Si el combo fuera 300 reales y 27 millones de personas, el gasto en ese rubro pasaría de US$ 7.000 millones anuales a US$ 19.000 millones. Algo difícil de digerir para el fiscalista Paulo Guedes.

El ministro de Economía priorizaría mantener estable el gasto público y está pidiendo, informalmente por ahora, que la suba (en monto y universo) sea menor. Según algunas versiones, toleraría una suba hasta 250 reales y un incremento del universo alcanzando no tan generoso.

Se confirmó la privatización de Eletrobrás

Ayer, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto para privatizar la empresa pública Eletrobrás. La privatización de la empresa llevaba varios años estancada en el Congreso, desde el Gobierno de Michel Temer, y fue reflotada durante la actual gestión de Bolsonaro, quien prioriza reducir el gasto público. Una buena noticia para Guedes.

La medida, que recibió 258 votos a favor y 136 en contra, permitirá que la mayor compañía eléctrica de América Latina emita nuevas acciones sin la participación del Estado. Así, la incidencia estatal en la empresa pasaría del actual 60% al 45%, aunque el Gobierno se quedaría con una “acción dorada” que le permitiría tener poder de veto en decisiones estratégicas.

La ley había sido aprobada por la Cámara Baja en mayo. Sin embargo, la semana pasada, la Cámara de Senadores la aprobó, pero introdujo algunas modificaciones. Por ello, los diputados debieron analizarla nuevamente. Según los cálculos de las autoridades, la privatización de Eletrobrás podría dejar en las arcas del Estado unos US$ 12.000 millones.

Según cifras oficiales, la compañía estatal posee la mitad de las líneas de transmisión del país, con una extensión de más de 70.000 kilómetros y una capacidad de generación de aproximadamente 50.000 megavatios. En 2020, la firma obtuvo una ganancia neta de US$ 1.270 millones, lo que representó una caída del 43% respecto al año anterior.