El agro asistirá al anuncio ganadero de Fernández, pero sin grandes ilusiones

22 de junio, 2021

El agro asistirá al anuncio ganadero de Fernández, pero sin grandes ilusiones

El presidente Alberto Fernández anunciará hoy un Plan Ganadero y un nuevo esquema para la exportación de carne vacuna, con el objetivo de “aumentar la producción a unas 5 millones de toneladas anuales y asegurar el suministro a nivel doméstico”. Esto se da luego de que el 92% de las ventas al exterior de carne vacuna fueran cerradas por 30 días. 

El plan busca llevar de 3 a 5 millones de toneladas la producción anual de carne vacuna y reservar algunos cortes que deberán ser reservados exclusivamente para el mercado interno. Con esos anuncios, que se presentarán hoy desde las 12.30 en Casa de Gobierno, tal como informaron fuentes oficiales, se daría por finalizada en los plazos previstos la suspensión de las exportaciones por 30 días dispuesta hace casi un mes.

Según datos del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), en mayo los precios en promedio subieron 6% en relación a abril y 76% contra el mismo mes del año pasado, muy por encima de la que marcó la inflación en ese mismo período. El asado de tira fue el corte que más subió, con 93%, y el vacío y la falda le siguieron, con 84% de incremento.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anticipó el domingo que “la idea es que se puedan mantener algunos de los productos que se han dirigido al mercado externo en el mercado interno para aumentar la oferta“. El ministro explicó que “algunos conjuntos de cortes de carne van a quedar en el mercado interno y, a la par, se va a poder ir generando una administración que permita garantizar el acceso al mercado internacional”.

Según trascendió, serían 7 los cortes que estarán prohibidos exportar: asado de costilla, vacío, matambre, paleta, cuadrada, tapa de asado y falda. Para el ministro, “ésta es una buena oportunidad para poder exportar más, pero siempre cuidando la mesa de los argentinos y garantizando que pueda haber carne accesible en los hogares de Argentina”.

Desde el Gobierno hicieron una propuesta con la que la industria exportadora no está totalmente de acuerdo, pero que terminaron aceptando porque tampoco tienen muchas opciones. En concreto, la cuota de exportación permitida para lo que queda de junio y julio sería de entre 50% y 65%. 

De ese límite, quedarían afuera la carne de faena kosher a Israel, las cuotas Hilton y 481 a Europa y la cuota a Estados Unidos que son, en general, 20.000 toneladas. Los más perjudicados serían los compradores chinos que en total se llevan el 75% del producto vacuno comercializado al mundo. Durante el cierre, sólo un 8% de las ventas al exterior que sí están permitidas.

Plan ganadero

El anuncio del “Plan Ganadero” estará a cargo del presidente Fernández, quien convocó a casi todos los sectores de la cadena de producción de carne (incluida la Mesa de Enlace) con el objetivo de trabajar con los eslabones involucrados, para aumentar la producción, pero con la idea de que sea un diálogo abierto y no sólo el anuncio de una medida única, explicaron fuentes oficiales. 

Para el Gobierno, la solución no se trata de una medida puntual, sino de una política integral que permita a la Argentina salir del estancamiento que tiene hace muchas décadas, ya que en reiteradas oportunidades se explicó que mientras la población argentina ha ido creciendo, sus niveles de producción de carnes se han estancado.

Además de las medidas a anunciar, también se espera que se pongan otras en discusión con el sector, entre ellas incentivos fiscales, créditos blandos para que los productores inviertan en tecnología y en mejores pasturas, e incentivos para aumentar el tamaño promedio de los animales que van a faena. El plazo previsto para tener este paquete de medidas articuladas y en marcha será de 30 días, aunque con el anuncio del nuevo esquema se espera que en pocos días se puedan retomar las exportaciones, inicialmente con un esquema más controlado.

“Enfrentamos muchas maniobras de evasión fiscal y de elusión de la normativa aduanera y cambiaria y buscamos un sistema para que aquel que exporte lo haga con todas las de la ley y no haya avivadas”, había dicho el ministro Kulfas. 

A la par del conjunto de medidas del sector cárnico, el Gobierno también viene desarrollando políticas específicas para el rubro alimentos y consumo masivo, como Precios Cuidados y el programa Súper Cerca, con más de 70 productos, que apunta a dar certidumbre, evitar la dispersión en los precios y dar previsibilidad para el resto del año y contener una inflación en la zona de 48% anual.

¿Qué dice el sector?

El presidente de la Federación Agraria (FAA), Carlos Achetoni, confirmó ante El Economista que estará presente en el anuncio de hoy al mediodía. Sin embargo, también objetó que no fueron consultados para la confección del plan.

Un plan de financiamiento con baja de precios al punto de dejar los precios de la hacienda por debajo de los costos de producción no va a ser un impulso a la producción“, consideró Achettoni. Además, el dirigente rural agregó que la prohibición parcial de exportar se traducirá en una baja en el precio de la hacienda, “pero no en los mostradores”.

Por su parte, el titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), Miguel Schiaritti, comentó ante El Economista que su sector no fue convocado a la reunión que tendrá lugar en la jornada de hoy. “Este plan ganadero es un pedacito del proyecto de ley que presentó hace más de un año el Consejo Agroindustrial al Gobierno y para hacer más ruido van a hablar de un plan, que no es tal”, aseguró Schiaritti.

“Esta apertura parcial de exportaciones va a seguir perjudicando a los trabajadores de la industria frigorífica que va a tener que reducir 30% o 40% sus horas trabajadas, el impacto seguirá estando también para el productor que se dedica a la cría de las vacas que se venden a China que no se consumen en el mercado interno”, consideró el titular de Ciccra. “Los aumentos tienen que ver con un proceso inflacionario de toda la economía, tocar las exportaciones no va a generar una baja en el precio que pagan los consumidores, además están desincentivando la producción por lo que se corre el riesgo de que haya menos oferta todavía”, concluyó Schiaritti. 

“Es menos peor que se pueda exportar una cuota mayor, pero sigue siendo una mala medida la de restringir la exportación de carne”, dijo el economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, David Miazzo, ante El Economista. “Se restringe la exportación de entre 12% o 15% de la producción. La baja se va a dar en el mercado de hacienda con una baja en lo que vulgarmente se llama vaca vieja que no se consume en el mercado interno”, explicó el especialista. 

Por otro lado, Miazzo objetó que ningún plan ganadero puede ser útil si está acompañado por una restricción en la exportación, “porque hay una tremenda incertidumbre para invertir en aumentar la producción”. 

“En el corto plazo, los cortes de carne difícilmente dejen de mostrar aumentos considerables en línea con un proceso inflacionario que se da en todos los sectores de la economía y un poder adquisitivo muy deteriorado”, finalizó el economista jefe de Fada. 

EL DATO

En 2021, la faena vacuna, salvo en marzo, resultó inferior a la del año pasado, acumulando una baja del 7% hasta ahora. “Si esto lo trasladamos al resto del año, rápidamente nos posiciona en 1 millón menos de animales llegando a faena, respecto de los 14,2 millones registrados en 2020”, dijo un informe del Rosgan. “La oferta indefectiblemente seguirá restringida, producto de una evidente caída del stock”, agregó el informe y señaló que podría haber entre 500.000 y 600.000 animales menos que en el último destete. Con esos datos, los precios solo tienen una dirección.