Thieriot (Uphold): “Ofrecemos bitcoins atados a bonos de carbono”

19 de mayo, 2021

El Bitcoin alcanzó un nuevo máximo histórico: superó los US$ 63.000

Luego de que el multimillonario Elon Musk manifestara su preocupación por el impacto ambiental que genera la minería del Bitcoin, el exchange Uphold salió a ofrecer “Bitcoin Zero”, una versión de BTC atada a créditos de carbono. Los bonos o créditos de carbono representan el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono. Es decir, son certificados obtenidos por quienes reducen la emisión de gases de efecto invernadero, que además de usarlos pueden venderlos. La propuesta original de Uphold es atar la emisión de bitcoins, una de las más contaminantes de la historia, a la de créditos de carbono. En charla con El Economista, Juan Pablo Thieriot, CEO de la empresa, contó sobre la iniciativa.

¿A qué apunta BTC Zero?

Nos sorprendió que no había un mercado de crédito de carbono dado que el calentamiento global es uno de los temas centrales de las generaciones jóvenes y lo va a ser por décadas. Y al revés del oro o el petróleo no hay un precio referente en el mundo, y está muy fraccionado en diferentes lugares del mundo. La idea con este token entonces es que por primera vez la gente común pueda acceder a bitcoins pero cuidando el medioambiente.

¿A cuántos bonos de carbono equivale 1 BTC Zero?

La generación de un BTC real está atada a 10 créditos de carbono, algo que hará que la red de Bitcoin tenga un mejoramiento de eficiencia del 20% anual. Nuestras estimaciones muestran que generar un BTC tiene una huella de entre 1 y 2,5 toneladas de carbono por año. Entonces llegamos a la conclusión de que si creamos una nueva crypto que sea un Bitcoin común pero atado a “x” número de créditos de carbono, eso haría que ese BTC sea neutral (en contaminación ambiental) por toda su vida útil, que estimamos en treinta años.

¿Hay valores de referencia en el mercado de bonos de carbono?

Se supone que si la humanidad va a encontrar una solución para uno de sus problemas más grandes, el precio de emitir una tonelada de contaminación de carbono por año debería rondar los US$ 70 y para algunos incluso supera los US$ 100.

¿Estiman que tendrán mayor adhesión entre los millenials?

Sí, si hacemos una encuesta entre los millennials, vemos que les gusta las crypto y piensan que el calentamiento global es el tema más importante de su generación. Por eso, el BTC Zero es un Bitcoin real pero tiene el agregado de que toda su huella de contaminación está cubierta.

¿Optaron por algún tipo de bono de carbono en particular?

Hay diferentes tipos de crédito de carbono, pero nosotros decidimos usar el que consideramos el menos controvertido: no está atado a proyectos de generación eléctrica o eólica, sino a preservar bosques primarios de lugares como Amazonas e Indonesia, entre otros.