¿Se pinchó la burbuja cripto o es una limpieza necesaria?

26 de mayo, 2021

¿Se pinchó la burbuja cripto o es una limpieza necesaria?

Por Gonzalo Martínez Mosquera

Entre 1995 y marzo del 2000, el índice Nasdaq creció 400%. Luego, en cuestión de días cayó 78%, perdiendo casi todo lo que había ganado previamente. Fue lo que se conoció como la burbuja de las punto com

Para dar una dimensión, en 1999, el 39% de todo el capital de riesgo mundial estaba dirigido a empresas relacionadas con Internet. Quizás el ícono de esa época fue la fusión entre AOL y Time Warner que resultó un fiasco total.

Era la época de la “exuberancia irracional” de Alan Greenspan. El sector privado se endeudaba para apostar a las punto com, cuyas acciones subían de precio disparando la espiral alcista más grande del mundo.

Pero eventualmente se pinchó la burbuja y empresas como Pets.com, Webvan, Boo.com, Worldcom, NorthPoint Communications, y Global Crossing cerraron sus puertas luego de una fugaz vida en el estrellato.

Obviamente, eso no significó el fin de Internet sino que sirvió para abrirle los ojos al mundo respecto a la tecnología naciente que nos permitió comunicarnos sin intermediarios y que hoy damos por sentado.

Estas semanas se derrumbaron las criptomonedas

A mediados de mes, Bitcoin estaba casi en US$ 60.000 y al momento de escribir estas líneas vale aproximadamente US$ 37.000, una caída de casi 40%. El resto tuvo comportamientos similares.

Varias son las causas que se mencionan.

Arrancó cuando Elon Musk anunció que Tesla no iba a aceptar Bitcoin como pago por los autos. Luego llegó la noticia de que el Gobierno chino prohibía a las entidades financieras e instituciones de pago operar con criptomonedas. Unos días después, en ese mismo país se inició una campaña para detener el minado de criptomonedas.

Recordemos que China es el país con mayor presencia de minería cripto debido a la provisión de energía a precios subsidiados y a que es una forma de evadir el control de capitales.

Primero se paga la energía con yuanes y la renta se obtiene en Bitcoins o Ethers, que pueden ser vendidos por dólares en el exterior sin pasar por el banco central chino. Mismo caso ocurre en nuestro país.

Uno de los pools de minería más afectados que se menciona es Huobi que, como muestra Pool Stats, representa aproximadamente 6% del total de la minería mundial.

La caída en la capacidad de minado puede hacer bajar los precios, por lo menos en el corto plazo. En abril pasado ocurrió un severo corte de energía en el noroeste de China que hizo bajar el precio de casi US$ 65.000 a US$ 53.000. Recordemos que el 65% de la minería ocurre en ese país

El anuncio además generó que muchos mineros y traders chinos decidieran pasar sus tenencias del criptodolar Tether a yuanes. Esto derivó en que el valor de esa stablecoin pasara a cotizar por debajo de la paridad entre la moneda china y la estadounidense amplificando el temor en el ambiente cripto. Ese criptodolar es por lejos el más utilizado en el trading de criptomonedas y su pérdida de paridad podría generar pánico en las redes. 

Como si todo esto fuera poco, se supo que el IRS, algo así como la AFIP de Estados Unidos, está avanzando en el sistema judicial para obligar a los exchanges criptos a informar las transacciones hechas por sus clientes de forma tal de verificar el correcto pago de impuestos por las mismas.

En general, se prevé que el target de las investigaciones se centre en aquellos que hayan hecho operaciones por más de US$ 20.000 en un año.

Para colmo de males, el nuevo director de la OCC, Michael Hsu, pidió revisar toda la regulación vigente respecto a la industria de las criptomonedas. Ese organismo es el encargado de controlar toda la actividad bancaria en Estados Unidos.

Adicionalmente, pidió frenar las aprobaciones de nuevas licencias bancarias a “entidades no bancarias”. Es un tiro por elevación a los emisores de cripto dólares que están pidiendo acceder al sistema de pagos en aquel país.

Recordemos, por ejemplo, que en abril de este año Paxos, emisora de la stablecoin homónima, logró un “Bank Charter” otorgado por el anterior director de la OCC, Brian Brooks. Es el mismo que unas semanas más tarde se convertiría en el CEO de la filial norteamericana de Binance, tal vez el exchange más grande del mundo.

Ese mismo Paxos creó una red que utiliza blockchain para la confirmación de operaciones de trading de bonos, acciones y otros activos financieros, luego de que en 2019 la SEC la autorizara a realizar pruebas piloto con ese sistema. 

La semana pasada se supo que el Bank of America se sumó a aquella para la realización de compraventa de acciones. Esta tecnología permite finalizar el trading en minutos, mientras que el sistema tradicional demora en general 48 horas, lo que en el mercado se conoce como “Settlement T+2”.

La razón es simple. La blockchain es un archivo descentralizado que permite a todas los participantes del acuerdo compartir un mismo “escenario digital” en el cual realizar la ida y vuelta de activos sin necesidad de confiar en la contraparte.

En el mundo tradicional la conciliación de información entre los actores es un complejo sistema de comunicaciones que implica la tardanza mencionada.

El BofA, que es el segundo banco de Estados Unidos, se suma así al Credit Suisse Group y al Nomura Holdings Inc. en la utilización de la red de Paxos. En caso de ser aprobado como casa de clearing podría empezar a ofrecer sus servicios en forma masiva.

Pero no es el único ámbito en el cual se usa la blockchain para funciones bancarias tradicionales.

Por ejemplo, el JP Morgan Chase utiliza una versión de la red de Ethereum para ejecutar los famosos RePos (Repurchase Agreements) y hasta ahora viene generando más de US$ 1.000 millones en transacciones diarias.

Aquellas son operaciones en las cuales una entidad compra un bono comprometiéndose a revenderlo a un precio superior. Es una forma de realizar un préstamo con interés colateralizado por un bono y que suelen usar los bancos centrales para conducir su política monetaria.

Goldman Sachs sería el próximo en la fila. En abril de 2019 obtuvo la autorización de la U.S. Patent and Trademark Office para operar trades utilizando blockchain. Los tokens operados en esas redes ya tienen nombre: “SETLcoins”.

El gran amenazado es el Depository Trust & Clearing Corp, quien es la entidad responsable de confirmar los trades hoy en día. Utilizando sus servicios, un trade solo será confirmado en el día si fue hecho antes de las 11.30 AM.

En el mundo financiero el tiempo es oro, o mejor dicho, dólares. Pensemos la diferencia que implica tener un activo paralizado durante más de un día cuando podría estar disponible en cuestión de minutos usando blockchain.

Es un ejemplo claro de la revolución que implica esta nueva tecnología.

El mundo cripto es muy propenso a las burbujas. Todos conocemos a alguien que “está metido” en el tema. Apuesto a que la mayoría no conoce mucho más allá de los precios.

Pero lo relevante es la tecnología que hay por detrás y que nos va a permitir mover valor a través de Internet sin intermediarios. Dado que en el fondo estamos hablando de dinero, es lógico que los reguladores quieran ordenar la cancha. Y eso es bienvenido.

Tal vez estos vaivenes de precio sirvan para ahuyentar a los puros especuladores y a los “genios” del trading. Tal vez sirva para que aclare el panorama y podamos ver, y aprovechar, el potencial único que tenemos delante.