Relanzan mañana el acuerdo de la carne con mayor “capilaridad territorial”

10 de mayo, 2021

Crecieron las exportaciones de carne por una recuperación de la demanda china

Los aumentos en alimentos impactan directamente en los sectores de bajos ingresos, ya que tienen mucha importancia en la canasta de consumo de estos sectores y deterioran su poder adquisitivo en mayor proporción. En los últimos doce meses, estas subas estuvieron por encima del promedio general en el Gran Buenos Aires.

Así lo informó el Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (Idesba), que precisó la evolución de precios de los alimentos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA): avanzaron 41,2% mientras que el índice general escaló 40,4%. Los datos van hasta marzo.

Principalmente, los aumentos estuvieron encabezados por los rubros frutas y hortalizas y cortes de carne vacuna. “Todos estos productos incrementaron sus precios por encima del promedio general, algunos llegando a duplicarlo, como los cortes de carne vacuna, y otros más que los triplicaron, como las frutas”, aseguró Idesba.

Cabe aclarar que si bien las subas están encabezadas por artículos típicamente estacionales (como las frutas), al considerar un período anual este efecto queda descartado. Es decir, la estacionalidad puede explicar subas repentinas en algunos meses del año, pero no en todo el año.

Así, la naranja aumentó 229.1% y encabezó la serie. En segundo lugar quedó la batata (180%), seguido por limón (165,9%), manzana (136,4%) y la cebolla (128,9%). Todos estos productos estuvieron por encima del 100% de subas.

Después de estos, por debajo del 100% pero con variaciones altas, se ubicaron cuatro cortes de carne vacuna: asado (93,2%), paleta (80,8%), nalga (74,4%) y cuadril (73,7%), en tanto en el décimo lugar vuelven las hortalizas con la papa y una suba del 70,1%. A estos le siguieron productos elaborados como el salame (52,7%) y tomate en conserva (52,3%).

Primer trimestre

En el primer trimestre del año los alimentos siguieron incrementándose por encima del promedio general en la región del Gran Buenos Aires. En tanto, se destacaron nuevamente los productos frescos. Así los alimentos le ganaron al índice general en los primeros tres meses del año: 13,5% y 12,6%, respectivamente.

Así el tomate redondo encabeza las variaciones en el período (80%). Luego siguieron naranja (56,3%), lechuga (52,9%), cebolla (30,6%), filet merluza fresco (27,0%), queso cremoso (26,2%), leche en polvo entera (22,5%), queso sardo (22,5%), paleta (21,9%), vino común (21,3), leche fresca entera en sachet (21,3%) limón (19,4%), cuadril (19,1%), queso pategrás (18,6%), carne picada (18,2%) banana (18,1%), nalga (17,6%) y asado (16,8%).

Idesba señaló que si bien en el caso de los lácteos también se trata de alimentos frescos (a excepción de la leche en polvo), se trata de productos procesados en los que en su producción y distribución suelen predominar industrias medianas y grandes. Se debe tener en cuenta, además, que “si bien en los últimos meses desde el gobierno nacional se procuró avanzar en acuerdos de precios específicos para algunos productos como ciertos cortes de carne, los mismos no han resultado efectivos hasta el momento ya que en general son de difícil acceso y/o de muy baja calidad”, apuntó el estudio.

Llegar a varios canales de comercialización

Los aumentos en alimentos impactan mucho más en los hogares de menores ingresos. Por el motivo antes mencionado (es muy importante en su canasta de consumo) y, a su vez, porque realizan sus compras en canales de comercialización en los barrios (menos regulados), más que en supermercados.

Programas como Precios Máximos o Precios Cuidados no están presentes en los comercios de cercanía y los controles tampoco llegan. Algo similar ocurría con las carnes. Según la última Encuesta de Gasto de los Hogares los hogares, que realiza Indec, del 10% de menores ingresos solo destina el 15% de sus gastos en alimentos y bebidas a supermercados mientras que ese porcentaje aumenta a 45% en los hogares del 10% de mayores ingresos.

Ante esta situación, el Gobierno implementó el Mercado Federal Ambulante que desde hace algunas semanas se vio en algunos municipios bonaerenses. Este programa está a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y ofrecerá a los consumidores alimentos frescos a “precios accesibles y sin intermediarios”, es decir, del productor al consumidor directamente.

Los precios son entre 30% y 40% más bajos respecto del comercio minorista habitual. En principio, una flota de camiones recorrerá semanalmente distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), vendiendo bolsones de frutas, verduras, lácteos y carnes a precios accesibles. La idea,

La idea es poder extender este programa a todo el país. Por ejemplo, el bolsón de hortalizas 5kg se venderá a $140, el de vegetales $260 y frutas $290, entre otros.

Las carnes se suman

Además, la flota llevará carne. “La comercialización a través del Mercado Federal Ambulante con una flota de camiones itinerantes para brindarle mayor alcance y capilaridad territorial al acuerdo”, dijeron desde Comercio Interior.

El viernes pasado, el Ministerio de Desarrollo Productivo, a través de la Secretaría de Comercio Interior, renovó el acuerdo de cortes a precios accesibles con la cadena de producción y comercialización de la carne, con más cortes disponibles, el doble de días de oferta, más lugares de venta y prácticamente sin suba de precios. Ese compromiso de abastecimiento de carne de novillo de primera calidad, se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2021, con actualizaciones trimestrales.

El acuerdo comienza mañana y el compromiso del sector es distribuir 8.000 toneladas mensuales de carne vacuna a los precios pactados. El número parece importante, pero es apenas 5% del total del consumo interno de ese producto.

Llegaron las DJEC y la carne en Francia

El sábado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través de una disposición firmada por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario y publicada en el Boletín Oficial, quedó establecido el procedimiento para el registro de las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportaciones de Carne (DJEC), según lo regulado por la resolución conjunta dictada por las carteras nacional de Agricultura y Desarrollo Productivo el 19 de abril pasado. Allí, los exportadores deberán presentar su Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportaciones de Carne (DJEC). La información se tomará de la declaración jurada que ya hace el exportador ante Aduna.

Una vez realizada la evaluación de la DJEC por los agentes de Control Comercial Agropecuario, y “de no mediar rechazo u observaciones, se la considerará aprobada de manera automática a las 19:00 horas del tercer día hábil de la fecha de oficialización”. Es decir, como mínimo, las DJEC permanecerán en suspenso durante tres días hábiles.

La tensión con el sector bajó (un poco), pero sigue latente. El viernes, el propio Presidente les dedicó unas palabras. “Yo celebro que la carne argentina sea tan demandada, pero lo que no celebro es que la carne de los argentinos, los argentinos la paguemos como la pagan en Francia, en China o en cualquier latitud del mundo”, señaló.