El oficialismo apura el proyecto para bajar tarifas en “zonas frías”

18 de mayo, 2021

El oficialismo apura el proyecto para bajar tarifas en “zonas frías”

El oficialismo busca que esta semana se trate en un plenario de comisiones de la Cámara Baja el proyecto para bajar los costos del servicio de gas en zonas del país que padecen muy bajas temperaturas. La idea es avanzar con la aprobación antes de que llegue el invierno y las temperaturas más frías.

La iniciativa es impulsada por el Frente de Todos, con Máximo Kirchner a la cabeza, y respaldada por los bloques Unidad para el Desarrollo y Consenso Federal. El proyecto de ley para subsidiar el gas en “zonas frías” prevé ampliar el fondeo del Fondo Patagónico y, así, rebajarles entre 30% y 50% las tarifas de gas a 3 millones de personas de una serie de departamentos y distritos que enfrentan temperaturas bajo cero en el invierno. 

Actualmente, ese beneficio lo reciben 778.000 usuarios de zonas frías. Estas regiones son “zonas bioclimáticas donde, luego de un relevamiento de temperaturas, se pueden clasificar de acuerdo a la cantidad de días fríos que presentan en 1 año y la intensidad de ese frío”, Así lo define el proyecto.

Uno de los reclamos de los especialistas es la fuente de financiamiento que tendría la medida. Según explicó el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, el fondeo será a través de un recargo sobre el precio de venta del gas en boca de pozo que pagan los usuarios del servicio público de gas por redes. 

Lo recaudado viene entonces a compensar la menor recaudación de las distribuidoras por la aplicación del beneficio. Si tomamos una factura, ese recargo y para todo el país es de 4,5% sobre el precio del gas (apenas 0,3% del monto total facturado)”, aseguró Bernal.

“Más allá de todo, no está definido el costo fiscal ni cómo queda conformado el costo del gas ni la distribución”, objetó el economista del Instituto Argentino de Energía General Mosconi, Alejandro Einstoss, ante El Economista. “Si ese costo se traslada a la demanda, con tarifas atrasadas, se están aumentando los subsidios de manera indirecta y ese costo fiscal debería ser explicitado por el Gobierno”, agregó Einstoss.

¿Qué zonas beneficiaría?

El Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales, conocido como Fondo Patagónico, fue creado en 2002, con la intención de compensar las tarifas de gas natural de la región patagónica y el departamento mendocino de Malargüe. Al año siguiente se sumó la región de la Puna. Además, subsidia la venta de cilindros, garrafas de GLP y gas propano comercializado a granel en las mismas zonas.

Con esta ampliación, se incluirán cuatro provincias nuevas: Córdoba, Santa Fe, San Luis y San Juan. Además, la provincia de Buenos Aires pasará de 11.000 beneficiarios por zona fría a 1,2 millones. Se sumarían ciudades como Mar del Plata y Bahía Blanca, entre muchas otras, así como también todo el frente marítimo.

Con el nuevo proyecto se extendería ese beneficio a 3 millones de nuevos beneficiarios del servicio público de gas por redes. De ese total, 2,6 millones percibirán un descuento de 30% (ahora no reciben ningún descuento) y cerca de 400.000, uno de 50%, sumado a los que ya reciben por tarifa social. 

En cuanto a los beneficiarios sociales, la medida beneficiará a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares. También podrán tener este beneficio quienes estén exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza o los que tengan una pensión vitalicia como veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

Para Einstoss, todavía no está tan claro cuál será la cantidad de beneficiarios del proyecto. En tanto, advirtió que se daría un subsidio por zonas y no sólo por la posibilidad de pagar o no las tarifas, “y eso generalmente tiende a ser ineficiente”, consideró.