Luna: “Es extraño que los ataques se trasladen a Jerusalén y Tel Aviv”

12 de mayo, 2021

Luna: “Es extraño que los ataques se trasladen a Jerusalén y Tel Aviv”

Desde el 3 de mayo, la policía israelí y civiles palestinos se enfrentan violentamente en Jerusalén, lo cual ha derivado en una escalada del conflicto histórico entre ambos países. Mientras que Hamás ha lanzado cientos de cohetes contra Israel (muchos han sido interceptados por el sistema de defensa “Cúpula de Hierro”), el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ordenó bombardear la Franja de Gaza. 

Ayer, el Ejército israelí realizó 130 ataques con aviones y helicópteros ante nuevos bombardeos provenientes de la Franja de Gaza. En total, ya se registran 30 muertos: 2 mujeres israelíes y 28 palestinos, incluidos 10 niños. Ante la gravedad de la situación, Israel suspendió todo su tráfico aéreo.

Tras la muerte de las dos mujeres, Netanyahu dijo que su país iba a “incrementar tanto la fuerza como el ritmo de los ataques” en Gaza contra los grupos islamistas palestinos que gobiernan en la región. 

En diálogo exclusivo con El Economista, el politólogo Nicolás Luna, quien actualmente se encuentra en Israel, explicó que “esto es consecuencia del desalojo de trece familias árabes del barrio Sheij Jarrah en Jerusalén, lo cual desembocó en una serie de protestas de la sociedad árabe oponiéndose a esa decisión judicial”. 

“Lo novedoso fue que Hamás expresó su solidaridad con estas familias a través de un ultimátum a Israel, exigiéndole el retiro de sus tropas o, en caso contrario, lanzarían cohetes contra la población civil israelí. A esto se suma que otro grupo, denominado Yihad Islámica, anunció que lanzaría cohetes contra Tel Aviv. Esto último fue lo que más terror generó: no es extraño que haya ataques en el sur de Israel, pero sí que se trasladen a Judea y Samaria o a Tel Aviv. Desde que se hizo el ultimátum, se contabilizan más de 350 cohetes disparados. Que algunos hayan tenido como objetivo Jerusalén, donde hay una población árabe muy importante, demuestra que hay una toma de decisión de apretar el acelerador e ir más fuerte contra Israel”, agregó Luna desde el lugar de los hechos.  

A este conflicto bélico se suma que, desde hace dos años, Israel está intentando, sin éxito, formar un nuevo Gobierno. La semana pasada, Netanyhau se quedó sin tiempo para lograr una alianza y alcanzar la mayoría en el Parlamento. Ahora, el presidente Reuven Rivlin le ha encargado la difícil misión al opositor Yair Lapid

Respecto a ese asunto, Luna explica que Lapid está negociando con Naftali Bennett, que representa sectores de derecha muy cercanos al sionismo religioso. “La idea es formar un gobierno rotatorio, donde dos años gobierne Bennett y otros dos Lapid. Sin embargo, para que esto sea posible, se estaba analizando incluir la Lista Arabe o Ra´am, que es el brazo de los hermanos musulmanes en Israel y es un partido que apuesta por la democracia con una fuerte carga religiosa”, señaló.

El actual conflicto árabe-israelí sin duda va a generar una serie de desplantes en las negociaciones que actualmente están pausadas por asuntos de seguridad. Dependerá de cómo maniobre Ra´am para avanzar en la formación de un nuevo gobierno con o sin ellos. Si es sin ellos, la situación se complicará más para Lapid”, sentenció el politólogo.

Argentina expresó “su honda preocupación” 

Ayer por la tarde, la Cancillería emitió un comunicado expresando “su honda preocupación por el dramático agravamiento de la situación en Israel y Palestina, el uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes ante protestas por posibles desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, así como por la respuesta a través del lanzamiento de misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza”. 

Todo ello, dijo Cancillería, “condujo a una escalada de la violencia, que condenamos, que causó numerosas víctimas fatales, cientos de heridos y trajo mayor sufrimiento a la región y sus habitantes”. Por último, agregó: “En estos momentos, como fuera expresado por el Papa Francisco refiriéndose a los enfrentamientos en Jerusalén, debe tenerse presente que la violencia sólo genera más violencia y que todos deben buscar soluciones compartidas para que prevalezca la paz en toda la región”.

Trump criticó a Biden

Ante la escalada del conflicto, Donald Trump reapareció con una carta pública. Según el expresidente de Estados Unidos, la “debilidad y la falta de apoyo” de Joe Biden a Israel está detrás de los “nuevos ataques a nuestros aliados”. Trump agregó: “Estados Unidos debe estar siempre con Israel y dejar claro a los palestinos que deben acabar la violencia, el terror y los ataques con cohetes y que EE.UU. estará siempre apoyándolo el derecho a protegerse”. Con Biden, concluyó, “el mundo se está volviendo un lugar más peligroso e inestable”.