Las pymes, preocupadas por la segunda ola y la inflación

3 de mayo, 2021

Las pymes, preocupadas por la segunda ola y la inflación

El desempeño de algunos sectores en el primer trimestre de 2021 parecería mejorar en las comparaciones anuales. Sin embargo, el Covid y el agravamiento de algunos problemas económicos previos, como la inflación, complican el panorama.

Según una encuesta, el 58,1% de los empresarios pyme están “satisfechos” con el manejo de la pandemia por parte del Gobierno, aunque las principales preocupaciones radican en dos puntos clave: inflación y la segunda ola.

El relevamiento fue realizado por Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (Enac) a 710 pequeñas y medianas empresas que participaron en la última Encuesta de Expectativas Económicas. Los datos de la encuesta corresponden al primer trimestre del año y los datos fueron procesados durante abril.

“Lo importante es escuchar a los actores de primera mano y no a minorías que buscan sustituir nuestra voz”, dijo el presidente de Anac, Leo Bilanski, en la presentación del informe en la que participó El Economista. “El 72% de los empresarios hace prevalecer a la salud por sobre la economía, aunque cerrar genera un impacto real en nuestra facturación y en la dinámica de nuestros negocios”, agregó el empresario.

Producción

Según los datos recolectados por Enac, el primer trimestre de 2021 es el segundo consecutivo de una capacidad industrial utilizada por encima del 50%, es decir, ya son 6 meses de recuperación de la actividad industrial pyme. Hasta ahora, el sector cuenta con un promedio del 61% de utilización de su capacidad instalada (casi 10 puntos más que hace seis meses) y con 6 de cada 10 industriales pyme operando en situación de normalidad.

Esto representa una mayor producción de uno de los sectores más dinámicos para la generación de trabajo y actividad en general. En relación al empleo, las estadísticas de contratación son contundentes: con 24% de empresas que han incorporado trabajadores durante el período, se mantiene el nivel de contratación y sostenimiento laboral durante los últimos 6 meses.

Por otro lado, una de las principales variables a la hora de evaluar las expectativas a futuros de estas empresas es pensar en la inversión que están proyectando para el corto y mediano plazo. En ese sentido, 40% planifica realizar inversiones en los próximos 6 meses.

Las razones son varias, pero entre ellas destacan la de desarrollar nuevos productos y ampliar la capacidad productiva. Es clave destacar que 50% de estas nuevas inversiones está condicionada al acceso al financiamiento, es decir, al bancario.

Pandemia

Estos indicadores nos hablan de una situación todavía difícil para gran parte del sector pyme, pero que muestran signos de recuperación en algunas áreas. Las pymes, apoyadas por algunas políticas públicas, siguen apostando a sostener la estructura productiva y comercial a pesar del Covid.

Que estos indicios sigan desarrollándose durante el resto del 2021 dependerá, en gran parte, de cómo evolucione la situación sanitaria y también de cómo se manejen algunas de las expectativas y necesidades que más preocupan al sector productivo. Por ahora, el 58% de estas firmas está “satisfecha” con el manejo de la pandemia por parte del Gobierno

Dentro del amplio mundo de la pequeña y mediana empresa, en cuanto a tamaños y sectores productivos, hay un acuerdo de que atender la situación sanitaria no sólo es importante en términos de la salud, sino también en términos económicos y productivos. En días donde la segunda ola impone la discusión sobre las restricciones a la circulación en diferentes regiones del país, el 72% de los encuestados está de acuerdo con que se apliquen medidas de apertura y cierre “según la magnitud de los brotes”.

Desafíos 2021

Además, los encuestados destacan que uno de los puntos determinantes para el desenvolvimiento productivo es lo que suceda con la inflación y el incremento de sus costos. Durante el primer trimestre, el 85% de las empresas se vio obligada a trasladar a sus precios un aumento en sus costos.

De cara a lo que viene, se espera una inflación promedio del 44,7%, y 9 de cada 10 empresarios estima que la inflación será superior al 30%. Otra preocupación del sector es el tema tarifario. Ante la pregunta de cuánto creían que deberían aumentar las tarifas de servicios (luz y gas) para este año, 36% no acepta aumentos, mientras que 55% tolera aumentos hasta 30%.

En cuanto a la pandemia, la preocupación por la segunda ola está puesta más en los contagios que en posibles restricciones. “Tenemos industrias con 30% de ausentismo por Covid, que tienen que ser compensados con nuevas contrataciones”, comentó Bilanski ante la consulta de El Economista. “Hay contagios en las industrias y en los empresarios; las empresas están recibiendo desde muchos lugares la segunda ola”, lamentó el empresario.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de los protocolos, las firmas no están exentas de una coyuntura en la que los contagios crecen a medida que sucede lo mismo en el resto de la sociedad. “Las industrias han hecho un trabajo muy importante el año pasado, pero todas esas medidas que en su momento dieron resultado ahora son agredidas por el crecimiento del virus. Lamentablemente vamos a recibir daño en el sector industrial y comercial, por más que nos resistamos”, concluyó Bilanski.

Por último, en términos de evaluación sobre la gestión nacional del Presidente Alberto Fernández, 60% de los empresarios consultados evalúa la gestión del presidente como satisfactoria o muy satisfactoria (6 a 10 puntos sobre 10). La evaluación promedio fue de 6,05 sobre 10.