La inflación del primer cuatrimestre fue la más alta en cinco años

6 de mayo, 2021

La inflación del primer cuatrimestre fue la más alta en cinco años

La semana que viene el Indec dará a conocer la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a abril, luego de que marzo, con 4,8%, tuviera la suba más alta de la gestión de Alberto Fernández. Para la consultora Ecolatina, abril cerró en 4,4% y prevé 44% de inflación para todo 2021. 

El IPC GBA que mide la consultora subió 4,4% en abril. Así, la inflación acumuló 16,4% en el primer cuatrimestre del año, el mayor registro desde los primeros cuatro meses de 2016, cuando la salida del cepo se combinó con fuertes aumentos tarifarios y se ubicó en 43,3% en la comparación interanual.

En el cuarto mes del año, siete de los nueve capítulos relevados se ubicaron por encima del promedio general, “algo que no sucedía desde octubre de 2019, tras el salto cambiario luego de las PASO”, señaló Ecolatina. 

Segmentos

En su informe, la mayor variación se vio en el rubro “indumentaria” (+7,2%), que trepó 66,3% en los últimos doce meses, muy por encima del nivel general y del resto de los capítulos. Además, “transporte y comunicaciones” creció 5,6%, donde impactó la suba de subtes y taxis (en CABA), sumados al nuevo incremento de combustibles, que acumularon 21,5% en lo que va del año.

Por su parte, “atención médica para la salud” y “educación” crecieron 5,1% en el cuarto mes, donde impactó el incremento de prepagas y el inicio de clases, respectivamente. La misma variación registró “esparcimiento”, y ahí se destacó las subas de equipos tecnológicos, clubes, parques, entre otros. En este último caso, la aceleración tuvo lugar durante la segunda mitad del mes.

De todas maneras, debido a su peso en el índice, el capítulo que mayor incidencia tuvo fue “alimentos y bebidas” (+4,1%). Si bien se ubicó por debajo del nivel general, ya acumula 6 meses consecutivos por encima del 4%, subiendo 19,4% en el primer cuatrimestre del año y 49,8% en los últimos doce meses. “En abril se observó un incremento generalizado de la mayor parte de los productos, particularmente dinamizado en la segunda mitad del mes, destacándose las subas de carnes, lácteos, panificados e infusiones”, destacó Ecolatina.

En lo que respecta a las categorías, el IPC Núcleo creció 4,7% en el mes (+17,7% acumulado). Esta fue la variación más alta desde octubre 2019 y “dejó en evidencia la fuerte inercia que vienen mostrando los precios”, dado que no tiene en cuenta los factores estacionales o subas de precios regulados. En ese sentido, el IPC estacionales creció 4,5% (+15,6% acumulado) y el IPC Regulados trepó 3,7% (+12,9% acumulado).

¿Qué pasará en mayo?

La dinámica de los primeros meses de 2021 da por tierra la proyección que hizo el Gobierno en el Presupuesto para este año (29%). Si se cumple lo proyectado por Ecolatina, en los primeros cinco meses del año se rozaría el 20% y las variaciones mensuales deberían estar por debajo del 1,4% para cerrar en el valor esperado por el oficialismo.

Para Ecolatina, en mayo difícilmente la inflación se encuentre por debajo del 3%. “Además de la elevada inercia, que genera que el IPC Núcleo no se desacelere, existirán nuevas subas de combustibles (con los efectos de segunda ronda que trae aparejados), prepagas y telecomunicaciones”, señalaron. A su vez, existiría un incremento en las tarifas de electricidad, que llevan casi dos años congeladas. Sin embargo, la magnitud de la actualización (9%) “distará de ser suficiente para terminar con el atraso de precios relativos”.

La consultora consideró que la inflación de junio se mantendría en torno al 3%. Además, prevén que en el tercer trimestre de 2021 los precios podrían exhibir una desaceleración en comparación a la primera parte del año. “Esto se debe a que el Gobierno mantendrá la política de reducción del ritmo de depreciación de la cotización oficial, acentuándolo en la previa electoral para apuntalar el salario real e intentar dinamizar al consumo, muy golpeado con la pandemia y las diversas restricciones”, explicaron. A su vez, los controles a los precios de los bienes de consumo masivo serán extendidos a productos de electrónica y electrodomésticos.

Si bien podría haber autorizaciones de incrementos puntuales, el Gobierno insistirá con esta estrategia en los meses más cercanos a las elecciones por lo que prevemos una continuidad en la desaceleración de la inflación en el segundo semestre. En este marco, “la inflación anual rondaría el 44% para 2021, ubicándose casi 10 puntos porcentuales por encima del 2020”, proyectó Ecolatina.