La construcción sigue muy firme: más restricciones, la principal amenaza

7 de mayo, 2021

La construcción sigue muy firme: más restricciones, la principal amenaza

La actividad de la construcción creció en marzo 97,6% respecto al año pasado cuando comenzaron las medidas de aislamiento por el Covid-19. Así, acumuló una expansión del 42,4% interanual en el primer trimestre del año, registrando en el tercer mes del año su quinto mes consecutivo de crecimiento tras 26 en baja, tal como informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

El indicador sintético de la actividad de la construcción (Isac) mostró una variación negativa de 0,5% respecto a febrero en la medición desestacionalizada y el índice tendencia-ciclo tuvo una evolución positiva de 0,7% respecto al mes anterior. En tanto, la actividad está 21,2% por encima de los niveles previos a la pandemia (febrero 2020).

Además, la superficie a construir autorizada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas en una nómina representativa de 60 municipios, registró en febrero de 2021 una suba de 19,4% con respecto al mismo mes del año anterior. La superficie autorizada acumulada durante el primer bimestre del año en su conjunto alcanzó una suba de 22,0% con respecto al mismo período del año anterior.

Insumos

Por la baja base de comparación, todos los insumos marcaron en marzo un crecimiento respecto al mismo mes de 2020. Las subas fueron de 204,9% en hierro redondo y aceros para la construcción; 137,8% en asfalto; 116,7% en pinturas para construcción; 115,7% en ladrillos huecos; 112,8% en placas de yeso; 110,1% en pisos y revestimientos cerámicos; 106,7% en hormigón elaborado; 94,0% en cemento portland; 91,2% en artículos sanitarios de cerámica; 77,0% en mosaicos graníticos y calcáreos; 67,8% en yeso; 47,5% en cales y 7,8% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción). 

Por su parte, si se analizan las variaciones del acumulado durante el primer trimestre en relación a igual período del año anterior, se observaron subas de 77,6% en hierro redondo y aceros para la construcción; 75,1% en asfalto; 60,3% en ladrillos huecos; 58,9% en artículos sanitarios de cerámica; 57,9% en pisos y revestimientos cerámicos; 53,6% en placas de yeso; 43,2% en hormigón elaborado; 38,6% en cemento portland; 36,3% en pinturas para construcción; 34,7% en cales; 24,3% en mosaicos graníticos y calcáreos y 14,9% en yeso. Mientras tanto, hubo una baja de 0,3% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción).

Encuesta

El Indec consignó que los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa de la construcción, “muestran expectativas favorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período abril 2021-junio 2021, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas como públicas”. 

En esa línea, el 64,1% de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses, mientras que 20,8% estima que aumentará y 15,1%, que disminuirá. Las empresas que estimaron una suba del nivel de actividad durante los próximos tres meses, la atribuyeron al reinicio de obras públicas (27,3%), a nuevos planes de obras públicas (25,8%) y al crecimiento de la actividad económica (22,7%), entre otros factores.

Entre las empresas dedicadas a la obra pública, el 53,8% opinó que el nivel de la actividad no cambiará durante el período en cuestión, mientras que 29,5% cree que aumentará y 16,7%, que decaerá. Quienes proyectaron una suba del nivel de actividad durante el período abril 2021-junio 2021, consideraron que les afectará positivamente los nuevos planes de obras públicas (34,8%), al reinicio de obras públicas (33,4%) y al crecimiento de la actividad económica (17,3%), entre otros factores. 

En cuanto a la variación estimada para los próximos tres meses de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, entre las empresas que se dedican principalmente a obras privadas, 60,4% prevé que no habrá cambios, 24,5% estimó un aumento de sus planteles y 15,1%, una reducción. En el caso de los empresarios que se dedican a obras públicas, 56,4% cree que no variará, 26,9% estimó que aumentará y el 16,7% restante opinó que se dará una caída. 

Por otro lado, a la hora de identificar las políticas que incentivarían al sector, las empresas que realizan obras privadas señalaron las políticas destinadas a los créditos de la construcción (25,0%), a las cargas fiscales (23,6%), a la estabilidad de los precios (23,1%) y al mercado laboral (13,2%). Los empresarios de la construcción que realizan obras públicas se inclinaron por políticas destinadas a las cargas fiscales (27,7%), a la estabilidad de los precios (27,4%), a los créditos de la construcción (21,8%), y al mercado laboral (11,5%). 

Abril

La construcción continúa creciendo y los indicadores anticipados de abril coincidieron con esa tendencia. Tanto los despachos de cemento como la venta de insumos mostraron niveles altísimos de crecimiento. Esto fue explicado por el repunte de la actividad y la baja base de comparación del mes más afectado por las primeras medidas de aislamiento en 2020. Sin embargo, habrá que esperar el efecto de las restricciones, principalmente en grandes obras de la Ciudad de Buenos Aires.

Los despachos de cemento tuvieron en abril un crecimiento interanual de 134,6%, Así lo informó ayer la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (Afcp). En tanto, por la mejora de la producción en una magnitud mayor a la esperada el primer cuatrimestre del año (54,7%), la cámara que agrupa a las empresas del sector proyecta ahora una expansión de 14% para 2021. Cabe destacar que en enero se calculaba un alza de sólo 5,7%.

Por su parte, el Indice Construya registró en el cuarto mes del año una suba del 5,42% desestacionalizada con respecto a marzo último. Este dato refleja la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas que conforman el Grupo Construya: ladrillos, cerámicas, cal, aceros largos, entre otros. Asimismo, los despachos de insumos se ubicaron 366,58 % por encima de los registrados en abril del año anterior.

¿Qué se puede esperar?

La consultora LCG espera para los próximos meses que la actividad de la construcción tenga un freno en la recuperación que venía mostrando, “con variaciones mensuales más moderadas, aunque revirtiendo la caída de los últimos dos meses”. 

Las nuevas restricciones a la movilidad afectarán las operaciones, aunque este efecto podría ser parcialmente contrarrestado por un mayor gasto destinado a obra pública y por una brecha cambiaria en niveles altos que genera incentivos a volcar ahorros en el sector”, agregaron.

Los primeros indicadores de abril sugieren que la construcción habría retomado el sendero de crecimiento y el nivel de crecimiento recupera ampliamente lo perdido en ese período de 2020 con la cuarentena”, señaló el economista sectorial de Ecolatina, Santiago Manoukian, ante El Economista. “La brecha cambiaria se mantiene, aunque en niveles más bajos que en octubre pasado pero que todavía alientan la inversión, más la apuesta por la obra pública pueden ser dinamizadores del sector”, agregó el economista.

La suba de los costos de la construcción en pesos y el estancamiento del dólar billete, generó que el costo de construir, medido en dólar blue, subiera 60% desde octubre. “Sin embargo, aún se mantiene 55% por debajo de los máximos de 2017”, destacó Ecolatina. Además, las tasas en pesos son bajas.

construccion

Para Manoukian, el principal riesgo es que se reediten las restricciones por una segunda ola que “genera cierta incertidumbre”

“Sin embargo, al ser un sector de mucha importancia en el nivel de actividad y el empleo informal, no prevemos limitantes inmediatos”, finalizó.