La CNV impulsa la emisión de bonos verdes y con impacto social

6 de mayo, 2021

La CNV impulsa la emisión de bonos verdes y con impacto social

La Comisión Nacional de Valores (CNV) reunió el martes a representantes de la industria y expertos a debatir sobre el nuevo régimen de financiamiento sostenible, en el marco del fuerte impulso que el organismo otorga a la promoción de instrumentos que fomenten emisión de bonos verdes y con impacto social.

En un webinar que abrió el presidente de la CNV, Adrián Cosentino y cerró Matías Isasa, uno de sus directores, el equipo interno de CNV repasó la RG 885/21 que creó el régimen especial de Fondos Comunes de Inversión (FCI) para promover son valores negociables con impacto Ambiental, Social y de Gobernanza (FCI ASG), y los posibles casos de aplicación y práctica desde la óptica del regulador, del mercado y de expertos.

“Hemos generado una agenda inédita para el organismo vinculada con la promoción de instrumentos que fomenten la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles y queremos que se convierta en una política de la gestión que nos trascienda”, afirmó Cosentino.

La CNV puso en marcha un programa integral que incluye guías orientadoras para emisores, certificadores e inversores comprometidos con la generación de impacto positivo en sus proyectos de inversión. En ese sentido, explicó la reglamentación de productos específicos “en el marco de una agenda ambiciosa e integral que llevamos adelante con la industria”.

“No se trata de sumarse a una tendencia sino a generar líneas de trabajo imprescindibles aquí y en el mundo y que tienen que convertirse en más que mucho más que una medida coyuntural”, amplió el funcionario.

Las explicaciones sobre la nueva norma estuvieron a cargo de Silvina Dimateo y Carlos Terribile, gerentes de Fideicomisos Financieros y de Fondos de Comunes de Inversión de CNV, respectivamente.

También participaron Florencia Puch, responsable de Sostenibilidad de la CNV; Valentín Galardi, titular de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI);  Julieta Artal, responsable de Gobierno corporativo y  sustentabilidad en BYMA, y María Laura Tinelli, directora de Acrux Partners. La gerenta de Gobierno Corporativo y Protección al Inversor de la CNV, Nadia Montenegro, fue la moderadora.

Dimateo introdujo la necesidad de concebir los nuevos negocios a través de prácticas responsables, detalló las disposiciones comunes de los FF y los FCIC, así como los requisitos y exigencias de aplicación.

Por su parte, Terribile calificó la nueva normativa de “suma importancia y actualidad” y destacó que “para los fondos de inversión de nuestro país es la primera vez que vamos a incluir una normativa específica”.

Los cambios de paradigma con los factores ambientales, sociales y de gobernanza, sumado al generacional de un consumo responsable, así como el perfil del inversor que mira a un objetivo de sostenibilidad y los elementos que permitiría crear una cartera sostenible, fueron la motivación para elaborar la RG, explicó Puch.

Las guías sustentables lanzadas por CNV son complementarias porque “damos conocimientos técnicos de la inversión responsable”, añadió.

“Hay un profundo cambio en términos de los que la sociedad entiende como inversión y está abandonando los estrictos criterios de los riesgos/retornos para involucrarse en cómo contribuyo a mejorar el bienestar general”, sostuvo Galardi sobre una tendencia mundial. El titular de la CAFCI elogió la RG al afirmar que “es oportuna y equilibrada”.

En tanto, Artal enumeró las características y las ventajas que ofrece el panel de BYMA para los valores negociables sustentables, donde lo social empezó a tener más relevancia desde 2020 y este año se buscó un etiquetado social y ambiental.

Desde Londres, donde reside, Tinelli dio su visión de las finanzas sustentables en Argentina, elogió los “elementos de primerísima línea que está desarrollando CNV” e instó a  “ver cómo hacemos, como mercado, para bajar a la práctica las reglamentaciones”.

En el cierre, Isasa agradeció la participación de las consultas públicas de expertos e instituciones que con sus aportes a  la norma lograron darle “mejor calidad”.

Como reguladores, enfatizó el líder de la mesa de nuevos productos de inversión colectiva, “lo que nos queda por hacer es trabajar en la incrementación con transparencia; es crucial que podamos mantener un estándar de certificaciones y de productos que sean generadores de impacto social, y tenemos que poner mucho el celo en eso”.

Es la primera RG en poner en práctica un vehículo específico para invertir en estas actividades, pero todavía “no hay una oferta de productos muy amplia”, dijo el director, por lo que “estamos trabajando todos para que siga creciendo porque creemos que Argentina tiene que recuperar esa posición regional y estar a la vanguardia de estas temáticas”.

Para leer más sobre el tema, recomendamos “Finanzas sostenibles: No son una moda, son un deber”, escrito por Puch y Victoria Caro, especialista en la materia