Israel: una alianza sorpresiva aleja a Netanyahu del poder

31 de mayo, 2021

Israel: una alianza sorpresiva aleja a Netanyahu del poder

Tras el alto al fuego entre Israel y los grupos terroristas palestinos, la situación política israelí se reactivó.

Hace unas semanas, Benjamín Netanyahu, actual primer ministro, no logró formar un nuevo Gobierno. Tras su fracaso, el presidente Reuven Rivlin le encargó dicha tarea al opositor Yair Lapid. Sin embargo, tras el inicio del nuevo conflicto árabe-israelí, las negociaciones debieron ser pausadas.

Pero, tras la vuelta a la “normalidad”, el centrista Lapid logró lo que parecía imposible: que el líder de extrema derecha Naftali Bennett acepte negociar para formar un “gobierno de unidad” con partidos de izquierda.

El plazo para las negociaciones vence el próximo miércoles, por lo que, en caso de no lograr formar un nuevo gobierno, las quintas elecciones en dos años son inminentes. Por ello, pese a sus diferencias, el objetivo de sacar del poder a Netanyahu permitió este acercamiento entre Lapid y Bennett.

Según diversas fuentes, la idea sería concretar un acuerdo de rotación, en el cual uno de los dos funcionarios gobernaría primero y luego le cedería el lugar al otro. Hasta el momento, la coalición liderada por Lapid cuenta con 51 de los 61 legisladores necesarios. En el caso de que Bennett se sume, la cifra ascendería a 58, por lo que restaría convencer a los diputados árabes.

Tras el anuncio, Netanyahu salió con los tapones de punta y los acusó de perpetrar “el fraude del siglo”, ya que la nueva coalición estaría formada por partidos de derecha, centro e izquierda. Además, volvió a insistir con que todavía es posible formar un gobierno únicamente con partidos de derecha.

“Nadie te habría votado si hubieran sabido lo que harías. Dijo en la campaña electoral que no apoyaría a Lapid, que es un hombre de derecha, apegado a sus valores. Naftali, tus valores tienen el peso de una pluma”, agregó el mandatario que ocupa su cargo desde 2009.