La inversión real creció 58,2% anual en abril

29 de mayo, 2021

La inversión real creció 58,2% anual en abril

La inversión bruta mensual durante abril creció un 58,2% interanual de acuerdo al indicador que elabora la consultora del economista Orlando Ferreres.

Los datos relevados por el IBIM-OJF permiten estimar para abril una expansión de la inversión de 58,2% anual, medido en términos de volumen físico y descontando el efecto precios, acumulando para el primer cuatrimestre del año un crecimiento de 27,8%.

En la medición en dólares, se observa una inversión de US$ 5.427 millones, destacó el informe.

La inversión en equipo durable de producción mostró un crecimiento de 46,7% en el cuarto mes del año, quedando levemente por debajo del récord de marzo último.

En el detalle por origen, los equipos nacionales mostraron un avance de 17,7%, mientras que la inversión en los equipos importados mostró un salto de similar magnitud al del mes anterior, aumentando 90,9% respecto de la inversión del año pasado.

En el acumulado de los primeros cuatro meses del año, el sector muestra un avance de 30,8%.

En el segmento de construcción, para abril el informe estimó un incremento de 71,5% de la inversión, la mayor expansión de la que se tiene registro para esta serie, al compararse con una caída de 47,5% en abril del año pasado.

En el acumulado del primer cuatrimestre, el sector muestra una suba de 25,0%.

El trabajo concluyó que durante abril la inversión mostró el fuerte salto que se esperaba considerando la bajísima base de comparación.

A su vez, al compararse con abril de 2019, se advierte que la inversión productiva casi alcanzó el nivel que mostraba hace dos años, anotando una merma de 0,7% entre ambos períodos.

En esta oportunidad, el empuje provino en principal medida del sector de la construcción, que muestra un fuerte avance en los últimos meses producto de la coyuntura de precios favorable.

Para los próximos meses las perspectivas son moderadas, indicó la consultora, y que por una parte se espera un declive en la actividad económica relacionada con el aumento de los contagios de Covid y las medidas restrictivas para combatirlo, y por otro lado, si se mantiene o aumenta la brecha cambiaria, las inversiones que permitan aprovechar el tipo de cambio oficial se verán incentivadas.