El Tesoro adjudicó $249.102 millones en la mayor licitación del 2021

19 de mayo, 2021

licitación

El Tesoro adjudicó $249.102 millones en la mayor licitación del 2021. Los vencimientos de deuda de estos días son de $306.500 millones: es la mayor carga de 2021 (hasta ahora) y, por eso, la expectativa era elevada. Además, vencen papeles en manos de fondos extranjeros, como Pimco y Templeton, cuerpos extraños de la curva en pesos de Argentina.

Finanzas se quedó un poco corto, pero tampoco tanto. En la licitación de hoy, se recibieron 1.381 ofertas por un menú de 11 instrumentos (se venían ofreciendo 4 o 5), lo que representaba un valor efectivo de $303.835 millones.

En el Mecon calificaron la licitación como “aceptable” y aclararon que se dejaron varios millones afuera (cerca de $50.000 millnes) para no convalidar tasas que no creían convenientes. Era un examen exigente y se logró superarlo.

El Tesoro adjudicó $249.102 millones en la mayor licitación del 2021

Se adjudicaron ofertas un total de VNO$ 203.808 millones de instrumentos denominados en pesos, que representan un valor efectivo de $210.200 millones. Adicionalmente, se adjudicaron ofertas por un total de VNO US$ 418 millones por instrumentos vinculados al dólar estadounidense (que volvieron al menú), que representan un valor efectivo de $38.901 millones. Así, el total de valor efectivo adjudicado en la licitación alcanzó los $249.102 millones.

“En esta oportunidad la licitación puso a disposición de los inversores un amplio menú de instrumentos en términos de moneda, plazo y tasas de interés, continuando así con la estrategia de diversificación del financiamiento a tasas sostenibles”, dijeron desde Finanzas.

El menú de instrumentos estuvo conformado por 11 títulos con vencimientos en 2021, 2022 y 2023. Se reabrieron letras (Lede y Lepase) con vencimientos en agosto y octubre como así también se ofreció una nueva Lede con vencimiento 30 de noviembre de 2021.

En relación a los instrumentos con vencimiento en 2022 se reabrieron: la letra ajustable por CER de febrero, el bono del Tesoro vinculado al dólar de abril, como así también el bono del Tesoro en pesos a tasa fija con vencimiento en mayo de 2022.

Con vencimiento a este mismo año, se ofreció una nueva Letra ajustable por CER que vencerá en mayo y un nuevo bono del Tesoro vinculado al dólar a noviembre de 2022. Por último, se produjo la reapertura del bono ajustable por CER con vencimiento en marzo de 2023 y se sumó el un bono dollar-linked que pagará en noviembre de 2022 que concitó bastante interés.

En relación al total del financiamiento obtenido en esta oportunidad ($249.102 millones), 24% tiene vencimiento en 2021, 62% en 2022 y el restante 14% en 2023, “logrando así una adecuada diversificación de los plazos de colocación”.

Luego de la licitación el financiamiento neto acumulado en el año continúa superando el 100%, con $137.280 millones. Una cifra no tan elevada si se considera que el 40% del déficit fiscal de 2021 planea financiarse en el mercado (el otro 60% en el BCRA).

En relación al mes en curso, restando aún una licitación a efectuarse el próximo miércoles 26 de mayo, el porcentaje de renovación de los vencimientos del mes ($323.640 millones) está en 100%. Un empate. Vale cordar que el Tesoro tenía un financiamiento neto de cerca de $50.000 millones de la primera licitación de mayo así que no habrá presión sobre la caja.

La última semana de mayo habrá una nueva licitación y, como el vencimiento es bajo (no más de $5.000 millones), es probable que Finazas termine el mes arriba. El mes de junio luce más tranquilo también. Luego, el calendario de vencimientos se pone más exigente y la capacidad de seguir consiguiendo financiamiento neto se pondrá a prueba.