El Gobierno investiga a Whatsapp por el cambio de la política de privacidad

14 de mayo, 2021

El Gobierno investiga a Whatsapp por el cambio de la política de privacidad

La Dirección Nacional de Protección de Datos Personales hoy inició una investigación a WhatsApp ante la próxima entrada en vigencia de sus nuevas políticas de privacidad. 

Whatsapp es el servicio de mensajería instantánea más utilizado en la Argentina, con un importante alcance de usuarios que la utilizan como principal herramienta de comunicación”, alegó la Agencia de Acceso a la Información Pública al justificar la razón por la cual se decisión llevar a cabo la investigación.

“En este marco, la dirección realizó varios requerimientos de información a la empresa a los fines de verificar si la actualización de sus Condiciones y Política de Privacidad para el servicio de mensajería instantánea resulta compatible con la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales, el Decreto reglamentario 1558/01 y la Ley 27.483 que aprueba el Convenio para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal, del Consejo de Europa”, explicó a través de un comunicado.

La aplicación de mensajería instantánea iba a implementar sus nuevas políticas de privacidad el pasado 8 de febrero, pero luego anunció su nueva entrada en vigor para el 15 de mayo de 2021. La prórroga se dio por una ola de críticas que despertó el anuncio original: no solo porque era confuso a nivel comunicacional sino, fundamentalmente, porque no tenía opción al rechazo por parte de los usuarios. Esta nueva política de privacidad vuelve al modelo de intercambio de datos de usuarios entre Facebook y WhatsApp, que tuvo un primer antecedente en el 2016, enfocado esta vez en su versión Business (destinado a empresas) y la publicidad.

Esta semana, Whatsapp informó que no limitará ni eliminará el 15 de mayo las cuentas que no acepten su nueva política de privacidad como había propuesto en enero. De todos modos, les enviará recordatorios a sus usuarios para que revisen esos cambios y luego de un tiempo, si no los aceptan, les restringirá funcionalidades.

En síntesis, si las personas no aceptan la actualización “WhatsApp no eliminará su cuenta”, pero tendrán en lo sucesivo un servicio limitado que volverá a esta app casi sin sentido en cuanto a su función de aplicación de mensajería.