El argumento de Pfizer contra la renuncia a los derechos de patente

13 de mayo, 2021

Pfizer demora la entrega de vacunas contra el coronavirus a México e Italia

Renunciar a las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra el coronavirus no ayudará mucho con los problemas de acceso global y, de hecho, podría causar retrocesos en el esfuerzo mundial de vacunación, escribió Pfizer a un grupo de senadores demócratas en una carta obtenida por el sitio Axios.

Pfizer, y la industria farmacéutica en general, está a la defensiva después de que el presidente de EE.UU., Joe Biden anunció que apoyaría la renuncia a los derechos de patente de las vacunas. Solo Pfizer, probablemente, tiene miles de millones de dólares en juego.

“Las vacunas Covid-19 son productos biológicos complejos y su fabricación requiere experiencia, conocimientos y equipos especializados. No es tan simple como compartir una ‘receta'”, escribe Jennifer Walton, vicepresidenta de Relaciones con el Gobierno de Estados Unidos.

Solo unas pocas instalaciones en todo el mundo pueden fabricar actualmente vacunas de ARNm y sus ingredientes a gran escala, agregó.

Además, la exención podría crear más competencia por un suministro limitado de los cientos de materiales necesarios para producir la vacuna.

En cambio, Pfizer se ha asociado con otros fabricantes experimentados para aumentar la producción y proyecta que producirá 2.500 millones de dosis en 2021.

Los defensores de liberar las patentes posiblemente descartarán la advertencia de Pfizer como una alarma para proteger sus ganancias.

La senadora Elizabeth Warren hizo precisamente eso en una audiencia de Finanzas del Senado ayer: “Las compañías farmacéuticas están pateando y gritando sobre esta exención de las vacunas Covid porque están preocupadas de que el gobierno federal finalmente pueda tener la columna vertebral para bajar los precios de los medicamentos”, dijo.