Se detectaron 35.884 casos positivos nuevos y 435 muertes en las últimas 24 horas

20 de mayo, 2021

Se detectaron 35.884 casos positivos nuevos y 435 muertes en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud informó hoy que se detectaron 35.884 casos de coronavirus positivo y 435 muertes en las últimas 24 hs. Así, Argentina suma 72.699 fallecidos y 3.447.044 contagiados desde el inicio de la pandemia.

Según indica el parte epidemiológico, hay 5.951 personas internadas en terapia intensiva. El porcentaje de ocupación de camas para adultos a nivel nacional es del 72,6% y en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) es del 76,4%.

Por otra parte, en las últimas 24 horas fueron realizados 96.691 testeos. Desde el inicio del brote se llevaron a cabo 12.824.848 pruebas diagnósticas para esta enfermedad. A la fecha, se registraron 339.211 casos positivos activos en todo el país y 3.035.134 recuperados.

Nuevamente el AMBA lidera el número de contagios por distrito, aunque se observa un aumento significativo en el interior del país. De los 35.884 de los contagios confirmados, 14.709 son de la provincia de Buenos Aires, 3.045 de la ciudad de Buenos Aires, 213 de Catamarca, 757 de Chaco, 410 de Chubut, 236 de Corrientes, 3.516 de Córdoba, 1.150 de Entre Ríos, 984 de Formosa, 165 de Jujuy, 705 de La Pampa, 110 de La Rioja, 1.120 de Mendoza, 175 de Misiones, 761 de Neuquén, 620 de Río Negro, 636 de Salta, 675 de San Juan, 743 de San Luis, 370 de Santa Cruz, 2.947 de Santa Fe, 790 de Santiago del Estero, 90 de Tierra del Fuego y 957 de Tucumán.

Según el Monitor Público de Vacunación, el registro online que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el territorio argentino, hasta esta tarde el total de inoculados ascendió a 10.549.521, de los cuales 8.397.337 recibieron una dosis y 2.152.184 las dos, mientras que las vacunas distribuidas a las jurisdicciones llegaron a 12.309.351.

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía una reunión virtual con los jefes políticos de 11 provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, espacio en el que el Gobierno nacional sostuvo que es momento de “hacer cumplir el DNU vigente”, dado que “es el peor momento de la pandemia” y, si aumentan más los casos, “no hay sistema de salud que aguante”.

Durante el encuentro, que duró casi tres horas, los representantes de la Casa Rosada sostuvieron la posición que ya vienen manifestando desde hace varias semanas: “La única manera de mejorar la situación (epidemiológica) es reducir la circulación“. Mientras tanto, la posición mayoritaria de los gobernadores se puede resumir en el pedido de “no perder más tiempo” y avanzar “por más restricciones”.

Uno de los puntos que se debatió es la suspensión de las clases presenciales en las áreas en las que se presenta una situación de “alerta” sanitaria. Esa medida ya fue dictada en el DNU que está en vigencia y que vence el viernes, pero no fue acatada oportunamente por la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe. En esta ocasión, “la mayoría amplia de los gobernadores adhiere a la suspensión”, señalaron fuentes presentes en el encuentro.