Carne: la prohibición de exportar seguirá y el campo decide sus próximos pasos

28 de mayo, 2021

Carne: la prohibición de exportar seguirá y el campo decide sus próximos pasos

La Mesa de Enlace se reunirá durante la mañana del viernes para decidir si sigue o no con el cese de comercialización de carne al mercado interno como protesta a la suspensión de las exportaciones por 30 días que impuso el Gobierno. Mientras tanto, crece el temor por desabastecimiento y, por ende, aumentos en mostradores.

Al encuentro virtual asistirán el presidente de la Sociedad Rural (SRA), Daniel Pelegrina; el de Confederaciones Rurales (CRA), Jorge Chemes; el de Coninagro, Carlos Iannizzotto; y el de Federación Agraria (FAA), Carlos Achetoni. Si bien todavía no acordaron qué sucederá, fuentes de las entidades consideraron que “es probable que continúe el cese” de no levantarse la medida gubernamental adoptada ante el fuerte alza de precios internos.

El paro comenzó el jueves pasado y, de no definirse su continuidad, debería finalizar a las 24 del viernes. Lo que tampoco está definido aún es si otras actividades, como la de los granos, se sumarán a la medida de fuerza, pero desde la Sociedad Rural consideran en los últimos días que todavía no es el momento.

Durante esta semana, el Gobierno mantuvo reuniones con integrantes de la cadena cárnica, en especial del sector exportador, para destrabar el conflicto y reabrir las exportaciones. De todas maneras, la Mesa de Enlace no fue convocada a las reuniones y eso también generó malestar a los referentes agropecuarios. Tanto desde el sector público como privado aseguraron que hay un “contacto permanente” y “continúan las negociaciones” aunque todavía no se dispuso una nueva reunión entre las partes.

Mientras tanto, la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya) advirtieron que podría empezar a haber faltantes en las carnicerías de continuar la medida de fuerza. En un comunicado distribuido esta semana afirmaron que se está haciendo un gran esfuerzo para garantizar el abastecimiento en estas fechas, pero advirtieron que de acuerdo al relevamiento que han realizado “se empezará a ver los mostradores vacíos a partir de la semana que viene, porque no habrá mercadería que ofrecer”.

La caída en el stock, previsible dado el cese de comercialización, se trasladó inmediatamente a precios. En el último día de operaciones previo al paro en el mercado de Liniers el índice general de valores subió por encima del 28% y pasó de 128,794 a 165,075 pesos por kilo, cuestión que no necesariamente se trasladó al consumidor.

Según Miguel Schiaritti de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), los aumentos ya son una realidad. “El precio de la carne va a seguir alto, debido a que no hay terneros por las dos últimas sequías durante el 2020, y los que hay se destinan a la recría. Hoy el ganadero pierde $2.500 en la relación gordo-invernada. Por lo que el precio del animal de consumo va a seguir alto”, agregó el dirigente ante Infobae.

Por su parte, tras el encuentro que mantuvo ayer el gabinete económico en la residencia presidencial de Olivos, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, señaló que la AFIP “avanzó en controles de la cadena de alimentos y en particular de la carne”.

“Son inspecciones de rutina, pero para nosotros es importante saber qué pasa en estos sectores, porque como sabemos a veces pasan cosas raras que terminan teniendo impacto sobre los precios que hacen que la gente pueda comprar menos de lo que podría comprar, y eso no es justo”, concluyó.

El presidente Alberto Fernández ratificó anoche que no levantará el cierre de las exportaciones de carne vacuna hasta que bajen los precios de la hacienda. “Vamos a levantar el cierre de exportaciones el día que tengamos resuelto este tema. Está visto que exportando el 30% de lo que se produce tenemos un problema enorme en los precios internos”, indicó durante una entrevista con el humorista Pedro Rosemblat en su canal de YouTube.

“Los frigoríficos y exportadores no hicieron nada por desacoplar los precios de la carne. ¿Nosotros cómo lo resolvimos? Parando las exportaciones. No es una buena medida porque estamos perdiendo dólares que entran. Yo lo que quisiera es que los formadores de precios se den cuenta de que los argentinos no tienen porqué pagar la carne al mismo precio que se paga afuera”, afirmó el jefe de Estado.