El terremoto de precios, los exchanges más seguros y los europeos quieren privacidad

21 de abril, 2021

El terremoto de precios, los exchanges más seguros y los europeos quieren privacidad

Por Gonzalo Martínez Mosquera

La semana pasada se vio marcada por una gran baja en el precio en las criptomonedas.

Bitcoin, la de mayor capitalización de mercado, cayó de su récord histórico de US$ 64.805 a menos de US$ 53.000, para luego recuperarse un poco y rondar los US$ 56.000 al momento de escribir estas líneas.

Una de las explicaciones que circulan es la caída del “hashrate” por un corte energético en el noroeste de China.

El “hashrate” mide la cantidad de esfuerzo computacional por segundo que se consume para minar Bitcoin. Se supone que un mayor índice implica una mayor seguridad de la red ya que para hacer un “ataque de 51%” se precisa un mayor esfuerzo energético.

Según el Cambridge Bitcoin Electricity Consumption Index, China representa el 71% del total del “hashrate” mientras que la región afectada por el corte en particular representa 32%.

Algunos entienden que la caída en el precio se debió a que algunos tenedores de Bitcoin se pueden haber asustado por la baja en la seguridad que implica un menor “hashrate” y, por lo tanto, decidieron reducir sus posiciones.

Cuando uno mira el gráfico que compara el precio de Bitcoin con el “hashrate” ve claramente una correlación entre ambos. 

Esto podría deberse a la explicación anterior, según la cual a mayor seguridad mayor demanda de exposición al Bitcoin. Pero, por otro lado, es lógico esperar que a mayor precio de la criptomoneda haya más mineros dispuestos a prender sus equipos y ponerse a minar.

Otra explicación fue que la caída se originó en un tweet de FX Hedge que anticipó que el Tesoro de Estados Unidos iría a la carga contra varias instituciones financieras por lavado de dinero usando criptoactivos.

Esa cuenta tiene más de 150.000 seguidores y es referencia en el ecosistema. Aquella misma cuenta informó además que la caída abrupta de Bitcoin se originó en la venta de 9.000 Bitcoins por parte de un “whale” (aquellas cuentas que poseen 1.000 o más Bitcoins) a través del Exchange Binance.

Respecto al rumor referente al Tesoro, Kristin Smith, directora ejecutiva de la Blockchain Association, escribió un hilo de Twitter para aclarar el asunto.

En primer lugar, dijo que Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, no creó una “Task Force” para aplicar la regulación cripto. De hecho, no está muy involucrada en las cuestiones del ecosistema y, por ahora, “tiene ítems más importantes que atender”, expresó.

Lo que sí está ocurriendo es que el Tesoro está en contacto con la FATF (Financial Action Task Force), que es la organización internacional que dicta recomendaciones sobre cómo combatir la actividad financiera ilegal.

En sus últimas guías recomendó que se le exigiera a las empresas cripto cumplir con los regímenes de lavado de activos. En este momento, la asociación que dirige Kristin está preparando la respuesta como representante del ecosistema.

Pero no sólo Bitcoin tuvo movimientos.

En Ethereum se implementó exitosamente el Berlín Fork, una serie de modificaciones a la blockchain que sientan las bases para el London Fork, que se espera para el mes de julio y que permitiría aumentar un poco la capacidad de procesar transacciones.

Al momento de escribir esta nota el costo de enviar Ether, la moneda nativa de Ethereum, cuesta alrededor de US$ 10. Esta es una de las transacciones más baratas y, por lo tanto, es imperioso transicionar rápidamente a la tecnología Proof of Stake. El proceso es largo y complejo.

Al menos la segunda red en importancia después de Bitcoin tuvo una buena noticia cuando la SEC de Canadá aprobó la emisión de 3 ETF basados en Ether. Recordemos que en ese país ya existen varios fondos comunes de Bitcoin.

De todas formas, la gran expectativa está puesta en el lanzamiento de ETF de esa moneda en Estados Unidos, que podrían darle un gran impulso al $BTC.

A cargo de ese análisis estará Gary Gensler, quien la semana pasada finalmente fue nombrado en la Securities and Exchange Commission (SEC).

Con 18 años de experiencia en el mundo financiero, desarrollados en Goldman Sachs, es un gran conocedor del ecosistema, al punto tal de que dicta un curso en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) llamado “Blockchain y Dinero”.

¿Quién es quién en los exchanges?

Pero el ojo de los reguladores no sólo debe estar sobre los fondos comunes de inversión sino también sobre los exchanges, que son las entidades donde se puede comprar, vender y hacer trading de criptos.

La semana pasada la LSE Business Review, consultora especializada en negocios, publicó un informe muy completo sobre las principales casas de cambio del mundo y su estatus regulatorio.

El mismo recorre los 16 exchanges principales según el ranking de CryptoCompare: Coinbase, Binance, Gemini, Bitstamp, Kraken, itBit, Luno, Cex.io, Liquid, LMAX Digital, Bitfinex, eToroX, Bitflyer, Currency.com, Bittrex, OKCoin.

De los 16, sólo cuatro tienen sus actividades de trading reguladas: sí, sólo cuatro.

itBit sería el más seguro de todos. Este exchange está basado en Estados Unidos y tiene un trading diario de sólo US$ 12 millones. Está registrado como banco y es supervisado por el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York.

Los otros tres son eToroX, LMAX Digital y Currency.com, quienes están supervisados en Alemania, el Reino Unido y Bielorrusia, respectivamente. El informe aclara que este último país no es, precisamente, un centro financiero importante.

Siete de los restantes tienen licencias “Money Service Business” que están más relacionadas con servicios de pagos que con operaciones de trading. 

Entre estos está incluido CoinBase, que tiene base en Delaware, Estados Unidos y que empezó a cotizar en el Nasdaq la semana pasada con el ticker COIN.

Su acción arrancó el 14 de abril con una cotización de US$ 328, cayendo a US$ 322 al día siguiente y recuperando para cerrar en US$ 333 al cierre del 19 de abril. Estos valores implican una valuación total de aproximadamente US$ 85.000 millones, algo inferior a los US$ 100.000 millones que estimaba el mercado.

Pero volviendo al informe, este destaca que los tres más inseguros son Bittrex, con sede en Liechtenstein; Luno de Singapur y, por supuesto, no podría faltar Bitfinex de Islas Vírgenes. Este último comparte dueño con Tether, el criptodólar más oscuro sobre el cual existen serias sospechas respecto al respaldo de sus token.

Por su parte, Binance, con sede en Malta, aparece como regulado en Singapur pero con un estatus muy borroso. De hecho, los autores mencionan que el exchange tiene varios exchange satélites para poder escapar del ojo regulador.

Es importante entender la seriedad del exchange que uno utiliza para sus operaciones, especialmente si uno va a hacer “staking” en el mismo.

¿Qué esperan los europeos de Euro Digital?

El Banco Central Europeo publicó el reporte en donde dio a conocer los resultados sobre la encuesta que investiga lo que la gente de aquel continente espera de un euro digital. 

Antes que nada, está la privacidad con 43% de los votos aunque aclaran que no necesariamente eso implica anonimidad total.

En segundo lugar aparece la seguridad, con 18%, seguido por la posibilidad de hacer pagos a través de la región, con 11%. Que no tenga costos adicionales y que tenga usabilidad offline obtuvieron 9% y 8%, respectivamente.