Superliga: el fútbol europeo entró en guerra

19 de abril, 2021

Superliga: el fútbol europeo entró en guerra

Los clubes de fútbol más grandes de Europa anunciaron el lanzamiento de la Superliga, un nuevo torneo entre semana que competiría con la Liga de Campeones y amenazaría su existencia.

Los clubes más ricos de Europa buscaron durante mucho tiempo una mejor manera de monetizar su popularidad global.

Esta nueva liga, que comenzará en 2023, provocaría la reestructuración más significativa del fútbol europeo de élite desde la década de 1950 y podría presagiar la mayor transferencia de riqueza a un pequeño grupo de equipos en la historia del deporte moderno.

Los clubes fundadores

AC Milán, Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Barcelona, ​​Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid, Tottenham, con tres más por venir.

El financiamiento

JP Morgan confirmó que suscribirán el proyecto. A cada miembro fundador se le proporcionaría al principio US$ 400 millones, que es más de cuatro veces lo que el ganador de la Liga de Campeones se llevó a casa en 2020.

Cómo funciona

En lugar de tener que clasificar para la Liga de Campeones cada año, los 15 miembros fundadores competirían anualmente en la Superliga, independientemente de su desempeño en la liga nacional.

Los últimos cinco puestos en la liga de 20 equipos se llenarían a través de alguna forma de clasificación, que aun no está claro.

El torneo contaría con dos grupos de 10, jugando partidos en casa y fuera, con ocho clubes avanzando a los cuartos de final.

Reacciones

La UEFA respondió a la amenaza votando por unanimidad para renovar la Liga de Campeones con un cupo ampliado (de 32 a 36) y más partidos de la fase de grupos (de seis a 10 por equipo).

La Premier League de Inglaterra, La Liga de España y la Serie A de Italia denunciaron la propuesta de la liga separatista, al igual que políticos europeos como el primer ministro británico, Boris Johnson.

La competencia abierta y la promoción / descenso son pilares fundamentales del fútbol europeo, por lo que esta Superliga, que está más cerca en concepto de ligas cerradas como la NFL o la NBA, alteraría la estructura del deporte.