Una pyme fabricó la primera máquina nacional de barbijos a alta velocidad

11 de abril, 2021

Una pyme fabricó la primera máquina nacional de barbijos a alta velocidad

El Ministerio de Desarrollo Productivo financió el diseño y la fabricación de la primera máquina nacional de alta velocidad para la confección de barbijos tricapa. Esto sucedió en el marco del Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional, a través del cual el ministerio le otorgó al Grupo-Tek un Aporte No Reembolsable (ANR) de más de $9 millones.

El secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz, visitó junto al presidente de la Fundación Saber Cómo del INTI, Lorenzo Beccaria, la fábrica situada en Vicente López.

“La asistencia permanente a las pequeñas y medianas empresas en todo el país es un objetivo de este gobierno y este es un gran ejemplo de la implementación de tecnología para mejorar su producción y del avance y la recuperación que está teniendo la industria nacional”, señaló el secretario Merediz, y resaltó las capacidades de diseño, desarrollo e innovación de las pymes “que incluso en una situación tan compleja como la pandemia logran fabricar maquinaria de alta tecnología para abordar las necesidades sanitarias de nuestro país”.

El Grupo-Tek, fundado por Mariano Jimena y el ingeniero Javier Cardini, recibió la asistencia de los ANR del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) y su logro contó con la participación de unas 30 pymes y emprendedores argentinos.

Jimena adelantó que esta primera máquina abastecerá la demanda de regiones donde aún no hay producción de barbijos. “El resultado de esto es que al principio de la pandemia nuestro país no contaba con este tipo de máquinas y ahora, no solo tenemos la primera, sino que estamos listos para fabricar más”, concluyó

El Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional se propuso destinar $2.300 millones para asistir a mipymes, cooperativas, empresas e instituciones de investigación y desarrollo que contribuyan a la emergencia sanitaria a partir de líneas de créditos directos a tasa fija del 12% y aportes no reembolsables.

La pandemia puso en jaque el financiamiento productivo

Otro de los programas del Ministerio de Desarrollo Productivo se dio a conocer la semana pasada cuando se lanzó una nueva convocatoria del Programa de Apoyo a la Competitividad (PAC), que destinará ANR de hasta $1.500.000 para 7.000 proyectos de desarrollo empresarial que mejoren las ventajas competitivas de las MiPyMEs.

Sin embargo, varios especialistas coinciden en que los diferentes créditos que puso a disposición el Gobierno son de supervivencia y no están pensados para un financiamiento a largo plazo, sino para paliar la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Muchas empresas todavía necesitan líneas de crédito para afrontar el día a día.

En una encuesta realizada por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA), realizada a 777 empresas de diversas actividades, regiones y tamaño, se determinó que el 43% del total de empresas tuvo mayor demanda de crédito, pero solo el 38% del total pudo acceder al monto necesitado. Es decir que todavía sigue habiendo dificultades para conseguir préstamos para financiar inversiones y aumentar la capacidad productiva.