Las 4 estrategias de las familias para superar el impacto económico de la pandemia

6 de abril, 2021

Las 4 estrategias de las familias para superar el impacto económico de la pandemia

Por los efectos de la pandemia y las cuarentenas de 2020, el 70% de los hogares del Gran Buenos Aires (GBA) tuvo que utilizar alguna “estrategias” para afrontar las consecuencias de la pérdida de ingresos. Entre ellas, el Indec consideró las siguientes: recurrir al endeudamiento, generar nuevos ingresos, utilizar stocks (ahorros o venta de alguna de sus pertenencias) y reducir el consumo de al menos un alimento.

Estos datos se desprenden del segundo “Estudio sobre el impacto de la Covid-19 en los hogares del Gran Buenos Aires”, un interesante estudio que dio a conocer ayer el Indec. Los datos son claves para diseñar políticas públicas certeras.

Este trabajo se basó en cuatro dimensiones: hábitos, educación, empleo e ingresos y estrategias de los hogares para surfear la pandemia del coronavirus. Las encuestas se realizaron entre agosto y octubre pasado en hogares del Gran Buenos Aires (GBA), que abarca la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los 31 partidos del conurbano bonaerense.

Según señala el informe, el 70,6% del total de hogares consultados manifestó haber tomado algún tipo de medida para hacer frente al impacto de la pandemia en su economía. Este porcentaje se acrecienta si se toman en cuenta los hogares cuyo jefe o jefa tiene el nivel educativo más bajo (78%) y los más afectados residen en el conurbano bonaerense.

De ese 70,6%, más de la mitad (58,3%) contó también con asistencia del Estado y/o de organizaciones comunitarias. Esa asistencia se realizó a través de una transferencia directa de ingresos (IFE, ATP, bonos para las fuerzas de seguridad, el personal salud y jubilados) o alimentos (vianda o canasta escolar o concurrencia al comedor a partir de la pandemia).

El porcentaje que manifestó haber recurrido a algún tipo de estrategia alcanza el 59,9% en la CABA y el 74,3% en el conurbano. En las familias con jefe o jefa con el nivel educativo más bajo, el porcentaje de hogares que implementaron alguna estrategia asciende a 78%. “Este número alcanza el 84% en los hogares que tuvieron reducción de ingresos o en donde algún miembro experimentó problemas laborales”, explicó el estudio.

En cuanto a la percepción de prestaciones sociales implementadas a partir de la pandemia, se observa que 10,7% no recurrieron a estrategias, pero declararon contar con la cobertura de estas medidas estatales. Por su parte, el 41,2% de los hogares combinaron la percepción de estas prestaciones con la implementación de estrategias para enfrentar los efectos de la pandemia en su economía.

Estrategias para hacer frente a la crisis

Los que manifestaron haber recurrido al menos a una de estas estrategias para hacer frente al impacto económico de la pandemia lo hicieron en mayor proporción utilizando el stock. Esta medida fue adoptada por el 44,7% del total de los hogares consultados y, a diferencia del resto de las estrategias adoptadas, esta presenta porcentajes muy similares para residentes de CABA (44%) y los que habitan en el conurbano de Buenos Aires (44,9%).

Asimismo, los hogares que experimentaron una reducción en sus ingresos o problemas laborales y que manifestaron recurrir al uso de ahorros o venta de sus pertenencias ascendían al 55%. Por su parte, los que no redujeron sus ingresos y tampoco tuvieron problemas laborales, pero igualmente debieron utilizar stock, representó el 30,5% de este subuniverso.

Otra de las estrategias a la que más recurrieron los hogares es la que refiere al endeudamiento (41,5%), con diferencias según el lugar de residencia (27,9% para CABA y 46,1% para el conurbano). Los porcentajes se incrementan para aquellos que manifestaron haber tenido una reducción en sus ingresos o registrado problemas laborales, en cuyo caso asciende al 53,8%.  El Indec considera “endeudamiento” a los hogares que manifestaron no haber pagado o haber tenido problemas para pagar algún gasto vinculado a servicios de la vivienda, educación o salud; o que obtuvieron un préstamo o realizaron compras a crédito (incluye tarjeta de crédito) y tienen dificultades para pagar o compraron al fiado

En el caso de las familias cuyo jefe o jefa tiene el nivel educativo más bajo, el porcentaje asciende al 50,5%, siendo la estrategia más utilizada por este segmento. “Es de destacar la diferencia con los hogares cuyos jefes y jefas tienen un nivel educativo alto, donde el porcentaje se reduce casi a la mitad (26,3%)”, destacó el Indec.

La reducción en el consumo de alimentos por razones económicas ha sido también una estrategia relevante para los hogares cuyos ingresos disminuyeron o tuvieron problemas laborales (45,3%), y para aquellos en que el jefe o jefa tiene un bajo nivel educativo (44,7%). En este último caso, nuevamente, la comparación con los hogares con jefes y jefas de nivel educativo alto es significativa: “se registró una brecha de más de 28 puntos porcentuales de diferencia”.

Los que no implementaron ninguna de las estrategias sobre las que fueron consultados representan el 29,4% del total. Mientras que los que se encuentran en el otro extremo, es decir, aquellos que debieron recurrir y combinar las cuatro estrategias analizadas, representan el 8,2%. Ese porcentaje se eleva al 9,5% para los que viven en partidos del conurbano y a más del 12% si se tiene en cuenta la jefatura con bajo nivel educativo.

Las 4 estrategias de las familias para superar el impacto económico de la pandemia
El 70,6% manifestó haber recurrido a algún tipo de medida para hacer frente al impacto de la pandemia en su economía: sobre ese conjunto, más de la mitad (58,3%) contó también con asistencia del Estado y de organizaciones comunitarias

Más de una estrategia

 En los casos más extremos, las familias debieron adoptar más de una estrategia para hacer frente a la reducción de ingresos. Este sector representó el 46% del total de hogares que debieron hacerlo.

El 77,9% de este grupo debió endeudarse, además de recurrir a otras de las estrategias consultadas. Para los que residen en los partidos del conurbano, este porcentaje asciende a casi 80%, diez puntos porcentuales más que aquellos hogares residentes en la CABA (69,3%).

También es la estrategia a la que recurrieron en mayor medida los hogares con disminución de ingresos o problemas laborales (78,6%) y los que poseen jefatura con bajo nivel educativo (79,5%). Entre los hogares que no manifestaron disminución de ingresos o problemas laborales, e incluso, los que presentan jefes y jefas con nivel educativo alto, el endeudamiento también fue de las estrategias más recurrentes.

El uso de stock (ahorros o la venta de pertenencias) alcanzó al 70,3% del conjunto de hogares que realizaron más de una estrategia. En los hogares con jefe o jefa de nivel educativo alto se incrementó al 86,6% y, teniendo en cuenta el lugar de residencia, en la CABA alcanzó al 81,6%.

La reducción en el consumo de alimentos por razones económicas se ubica como la tercera opción (65,6%) a la que debieron recurrir los hogares que utilizaron más de una estrategia. Los porcentajes son más altos en los hogares residentes en el conurbano bonaerense (67,9%), con una diferencia de doce puntos porcentuales más que los residentes en CABA. Esto resultó ser incluso más alto en los hogares con bajo nivel educativo del jefe o la jefa (71,6%).