La visión de los industriales sobre los aranceles del Mercosur

28 de abril, 2021

La visión de los industriales sobre los aranceles del Mercosur

Hasta ahora, los presidentes y los ministros han hablado sobre el Mercosur, en general y el Arancel Externo Común (AEC), en particular. Faltaba una voz importante: la de los privados.

Ayer, la directora de Departamentos Técnicos de la Unión Industrial Argentina (UIA), Agustina Briner, destacó la necesidad de lograr una “mayor injerencia del sector privado en los órganos del Mercosur”. Sobre el AEC en particular, dijo: “No es un momento oportuno para plantear una reducción unilateral del AEC”.

“Sin ánimo de tensionar aún más las relaciones de los socios en el bloque, el sector industrial ha transmitido que no es un momento oportuno para plantear una reducción unilateral del AEC del Mercosur, no sólo por el impacto regional de la pandemia sino por el contexto altamente competitivo que parece anticipar la pospandemia en el plano global”, señaló Briner en diálogo con Télam. Es una postura más cercana a la del Gobierno de Argentina y que también comparten la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI), la Unión Industrial de Paraguay (UIP) y la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU).

La directora de la UIA dejó en claro que “resulta más sensato tener este instrumento como margen de negociación para avanzar con acuerdos con terceros mercados, y priorizar en la región la necesidad de estabilizar las condiciones macroeconómicas, recuperar el crecimiento, cuidar la producción y el empleo”.

En cuanto a la participación del sector privado en la agenda que marca el destino del bloque regional, indicó que se plantea “la necesidad de una mayor injerencia en los órganos del Mercosur y grupos de trabajo para que se pueda avanzar sobre acciones concretas que tengan correlato con los desafíos de la actividad productiva de la región”.

Argentina presentó, el lunes, una propuesta de reducción promedio del AEC con una metodología de segmentación del universo arancelario en productos agroindustriales, industriales, bienes de capital, de informática y telecomunicaciones, con cinco eslabones diferenciados entre sí por el grado de elaboración del producto en cada caso.

Esa postura, menos agresiva que la buscada por Brasil y Uruguay (que parecen aliados en ese frente) fue transmitida a los socios del Mercosur por el canciller Felipe Solá al presidir de forma virtual la XII Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común convocada por Argentina, en el marco de la Presidencia pro-tempore del bloque regional. ¿Será suficiente para avanzar y calmar las aguas?