La segunda ola acelera, quedan pocas vacunas y ya estudian más restricciones

12 de abril, 2021

La segunda ola acelera, quedan pocas vacunas y ya estudian más restricciones

La segunda ola de Covid-19 avanza en Argentina. Los casos están en aumento. Ayer se reportaron 15.262 y el viernes pasado, más de 24.000, luego de tres días previos con más de 20.000.

El sistema hospitalario empieza a sentir cierta tensión de manera acelerada, con una ocupación de unidades de terapia intensiva en ascenso. En AMBA, ese número marcó 66,7% ayer, pero ya hay muchos centros de salud por arriba de 90% de ocupación. Así lo advirtieron varios expertos durante el fin de semana, que pidieron extremar los cuidados y aumentar las restricciones en curso.

El Gobierno, tras la extenuante cuarentena de 2020, comenzó con una estrategia gradual en 2021 y una versión “light” de aquel confinamiento. Pero todo sugiere que la tendencia será hacia mayores restricciones y bastante antes, incluso, de que termine la actual fase “light” en abril.

Sin ir más lejos, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, junto a distintos ministros y un grupo de expertos, evaluarán hoy posibles medidas extra para controlar una eventual saturación del sistema sanitario. El foco nuevamente es AMBA: ayer se informaron 7.696 en la provincia (el gobernador describió la actual ola como un “tsunami”) y 2.691 del otro lado de la General Paz.

Cafiero y Vizzotti estarán acompañados por la vicejefa de Gabinete, Cecila Todesca Bocco; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro y Desarrollo Social, Daniel Arroyo; los asesores Alejandro Grimson y Ricardo Forster y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

Pero eso deberá calibrarse con más fineza porque el cansancio citadino es mayor y la capacidad fiscal para financiar el encierro, además de incompleto (no pudo evitar un salto de la pobreza de 7 puntos), es menor.

Las novedades positivas con respecto a 2020 son los aprendizajes sobre la convivencia con el virus y, sobre todo, las vacunas. Son amortiguadores para el regreso a una cuarentena dura. Sin embargo, sino fluyen las inmunizaciones (o no logran detener los contagios, las internaciones y las muertes) la tendencia será hacia aumentar las restricciones. “Hoy va más rápido el virus que la vacunación”, advirtió ayer el ministro de Salud de Buenos Aires, Daniel Gollan.

Asimismo, la temible variante P1 (la de Manaos), que parece generar cuadros graves en grupos que no son de riesgo además de ser más contagiosa, empezó a circular en el municipio de Olavarría, dijo Gollan. En Brasil, por ejemplo, el número de pacientes con Covid-19 menores de 40 años en cuidados intensivos superó al de grupos de mayor edad en Brasil el mes pasado, según Asociación Brasileña de Medicina Intensiva (AMIB).

El Gobierno dio vía libra a los distritos para negociar vacunas y la Ciudad, por ejemplo, ya comenzó los contactos. El fin de semana, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, dijo que buscarán comprar las de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, que no llegaron al país todavía. No será fácil, agregó Santilli. Lo más preocupante es que dijo que la Ciudad se quedará sin vacunas para aplicar el jueves, si es que no recibe un nuevo lote. “Recibimos 569.000 vacunas y ya aplicamos 507.000”, dijeron desde el GCBA.

En los próximos días, habría un nuevo vuelo de Aerolíneas a Moscú en busca de Sputnik V (aunque no está confirmado el arribo); para la segunda mitad de abril se espera la salida de dos vuelos más hacia Pekín en busca de las dosis de Sinopharm que faltan (llegó el 33% de las 3.000.000 pactadas) y para la segunda mitad del mes también se espera un arribo de 900.000 inmunizaciones de Oxford y AstraZeneca, con la expectativa de 3.500.000 más en mayo. Hasta ahora, el proveedor más fiel ha sido Rusia y las que más tardaron, curiosamente, fueron aquellas cuyo proceso de producción comenzó en Argentina, como las de Oxford y AstraZeneca.

Según el Gobierno, hasta ayer se aplicaron 5.364.779 dosis (727.705 recibieron ambas) de las 7.085.796 distribuidas. Hasta ahora, Argentina consiguió 7.266.500 dosis.