La construcción sigue con indicadores positivos

8 de abril, 2021

La construcción sigue con indicadores positivos

En medio de la incertidumbre por los efectos de la segunda ola de la pandemia, hay sectores de la economía que están trabajando por encima de los niveles previos a esta crisis sin precedentes. Es el caso de la construcción, ya que en marzo aumentaron la venta de insumos y el despacho de cemento, dos termómetros claves de la actividad del rubro.

Buen desempeño

Tal como informó la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (Afcp), los despachos de cemento crecieron en marzo 93,5% interanual y 20% respecto al mes anterior. Si bien ese salto interanual tiene que ver con las restricciones que hubo el año pasado a partir de las últimas dos semanas de ese mes, si se compara con ese período de 2019 continúa dando una variación superior (+4%), siendo el tercer mejor marzo desde 1998.

La construcción sigue con indicadores positivos

Por otro lado, en marzo el Indice Construya registró una baja del 5,12 % desestacionalizada con respecto a febrero. Aun así las ventas de insumos se ubicaron 103,70% por encima en la variación interanual y en el primer trimestre del año el índice acumuló una suba del 44,6% en comparación con el mismo período del año anterior.

El índice mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas del Grupo Construya. “Con los datos de marzo se afianza el amesetamiento de las ventas luego de la recuperación del sector de los materiales de la construcción post cuarentena, hecho que acompañó de alguna manera el aumento de construcción empujado por la baja reflejada en dólares de los costos”, destacaron desde Grupo Construya.

En tanto, según los últimos datos disponibles del Indec, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac) aumentó 4,4% interanual durante enero. Así registra un crecimiento sin interrupciones desde agosto, una vez impuestas las restricciones más duras sobre las actividades aplicadas en el comienzo de la pandemia.

También se registraron datos positivos en el desempeño de los insumos para la construcción, destinados tanto a obras públicas como privadas, que marcaron un crecimiento en relación al mismo mes del año anterior. Entre ellos se destacan un 51% de incremento en la demanda de pisos y revestimientos cerámicos; 44,1% en ladrillos huecos; 35,8% asfalto; 30,2% hierro redondo y aceros; 29,3% hormigón elaborado y 20,1% cemento Portland, entre otros productos de alta utilización para la construcción.

Empleo

El sector de la construcción es uno de los mayores generadores de empleo en Argentina, tanto formal como informal. En julio del año pasado, los puestos de trabajo cayeron considerablemente (76.561 trabajadores menos), registrando el peor valor en 17 años.

A partir de agosto y octubre del año pasado, el nivel de empleo comenzó a mejorar para la actividad. Pero todavía falta. “Hasta el momento se recuperaron 30.000 puestos de trabajo”, dijo el presidente de la Cámara Argentina de Construcción (Camarco), Iván Szczech, ante El Economista. Esto representa una recuperación parcial del 40% del total perdido, para lo que el empresario estimó que a lo largo del año “hasta se superaría la cantidad que falta recomponer”.

Segunda ola

En el contexto actual y ante el avance de la segunda ola, hay cierta inquietud por parte del sector sobre las posibles restricciones que pueda tomar el Gobierno. Por eso, tanto empresarios, como sindicatos y cámaras sectoriales enfatizaron en un comunicado que “la  construcción no puede ser detenida, dada su importancia como fuente de trabajo y actividad”. Según detallaron, hubo una baja incidencia de contagios en el sector, a lo largo del año 2020, en que la obra pública funcionó plenamente. “Además, el reinicio paulatino de la obra privada en las distintas jurisdicciones, a lo largo de 2020, no mostró un incremento de contagios en las zonas donde esa actividad se reinició”, remarcó el comunicado. Las medidas anunciadas ayer, en principio, no afectarían al sector.

“Nosotros creemos, por lo que hablamos con funcionarios y sentimos, que no habrá un detenimiento de las obras por el rebrote”, expresó el presidente el presidente de la  Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (Cedu), Damián Tabakman, ante El Economista. “Lo que vemos es un rebote después de una caída, sería inviable volver a restringir justo cuando hay un repunte, por ahora lo descartamos aunque hay cierta incertidumbre”, añadió el empresario.

Blanqueo

El Gobierno promulgó el pasado 12 de marzo el Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda. La ley 27.613 prevé incentivos tributarios para el sector de la construcción, entre ellos, el blanqueo de fondos en el exterior no declarados que se podrán repatriar para proyectos inmobiliarios

El blanqueo de capitales para la construcción que recientemente se convirtió en ley, generó mucho entusiasmo entre los empresarios del sector. La iniciativa presenta una oportunidad de exteriorizar activos no declarados para no solo reactivar su actividad sino también a generar un gran negocio inmobiliario. La medida es para aquellas obras privadas nuevas que se inicien a partir de la entrada en vigencia de la misma, como construcciones, ampliaciones e instalaciones, entre otras.

 A pesar de la buena noticia, la normativa no fue reglamentada aún y eso genera descontento entre los empresarios. “Se espera con ansias, pero corren los días y la reglamentación no sale”, comentó el director de Reporte Inmobiliario, Germán Gómez Picasso, ante El Economista. “Es muy importante que se avance con esto, porque le va a dar más impulso a las obras”, afirmó Tabakman.

Expectativas

Una de las preocupaciones del Gobierno es la suba de precios de los insumos para construcción. Un gran impulso que tuvo el sector fue la ventaja en términos de costo para quienes poseían dólares billetes. Según informó el portal Reporte Inmobiliario, los precios aumentaron, hasta marzo, 41% en dólares. “Todavía resulta ventajoso invertir en obras, porque los costos en la moneda norteamericana están 47% por debajo de 2017”, destacó Tabakman.

“El 80% de las obras se realizan al aire libre o en espacios abiertos y con protocolos, la lógica indica que no debería pararse la actividad”, apuntó Gómez Picasso. “Nadie sabe qué puede pasar, eso genera incertidumbre y compras anticipadas en un contexto donde falta oferta de materiales y hay aumentos de precios”, agregó.

“Los drivers de crecimiento se van a mantener este año, pero más moderados, a partir de ahora lo importante será ver las variaciones mensuales porque las interanuales mostrarán valores altos debido a la comparación con meses donde no hubo actividad”, anticipó el economista sectorial de Ecolatina, Santiago Manoukian, ante El Economista. “Es un sector muy relevante para la actividad y el empleo. No esperamos las mismas restricciones, por el momento, hay poco margen político y social para hacerlo”, consideró.

El Indec dará a conocer hoy el ISAC febrero. Se espera que las variaciones sigan en un sendero positivo aunque pueden mostrar cierta moderación respecto a enero. Sin duda, este sector liderará el repunte de actividad este año. Cabe resaltar que la pandemia y las medidas que se vayan a tomar son impredecibles todavía, aunque de no mediar imprevistos, la mejora se mantendría.

**

Alquileres: subas y bajas

En marzo, los alquileres en precios constantes (es decir, en términos reales) registraron una caída del 5,4% para casas, un aumento del 3,8% para departamentos y una caída del 2,2% para oficinas. En todos casos, respecto a febrero. Los datos son de AMBA y surgen de un informe de Mercado Libre y UdeSA. En el caso de los departamentos, la variación intermensual del precio mediano de alquiler en CABA, GBA Norte, Sur y Oeste fue de +2,3%, +6%, -0,8% y +1.5%, respectivamente. Interanualmente, los precios de alquiler de departamentos (en términos reales) registraron un aumento del 3,4% en CABA, 20% en GBA Norte, una caída del 1,8% en GBA Sur y un aumento del 23,3% en GBA Oeste. En CABA, donde se observó el mayor aumento interanual en precios de departamentos fue Villa Devoto (26,1%). Por su parte, considerando los municipios de AMBA (excluyendo CABA), la mayor variación interanual del precio de alquiler de casas ocurrió en Pilar (156,8%), mientras que en el caso de departamentos, el mayor incremento se registró en Tigre (82,3%).

**

Costantini: “Habrá una cierta descentralización”

“Habrá una cierta descentralización. Vivimos un auge en un porcentaje pequeño. Hay un traslado fuera de la ciudad. Hay un decaimiento de las propiedades en la capital y una suba de los precios en las casas del conurbano”, señaló ayer el developer Eduardo Costantini, creador de Nordelta, en un evento del Rotary Club. Con muy pocas operaciones de compra-venta de inmuebles, el líder de Consultatio dijo que la clave para reactivar el sector del real-estate está en que “los propietarios tienen que adecuar sus precios a la oferta y la demanda y en que los proyectos se tienen que adecuar a lo que pide la gente”.