El FMI mejoró su pronóstico para la economía argentina: estima que crecerá 5,8% en 2021

6 de abril, 2021

El FMI mejoró su pronóstico para la economía argentina: estima que crecerá 5,8% en 2021

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó hoy que la economía argentina se recuperará 5,8% este año y que durante 2022 crecería 2,5%. Sin embargo, consideró que hay “desafíos para lograr una estabilización macroeconómica”.

En su último Informe sobre la estabilidad financiera mundial, que fue presentado hoy, el organismo multilateral estimó que la economía del país se recuperará este año un poco más de la mitad de lo que perdió durante el 2020 (-10%) a raíz de la pandemia y de la crisis. De esa forma, verá incrementado el balance de su cuenta corriente externa en 2,3%. Estas últimas estimaciones mejoraron las proyecciones recientes de enero de 2021, cuando el Fondo consideraba que la Argentina iba a crecer cerca de 4,5% durante este período.

A la vez, la recuperación permitirá que la tasa de desempleo baje desde el 11,4% que hubo en el 2020, al 10,6% en 2021 y al 9,6% en 2022.

En cambio, el FMI no presentó esta vez estimaciones de inflación. “Para Argentina, las variables fiscales y de inflación son excluidos de la publicación para 2021-26, ya que en gran medida están vinculadas a las negociaciones del programa aún pendientes”, explicó el FMI en una nota al pie.

La consejera económica y economista jefe de investigaciones, Gita Gopinath, a cargo de la elaboración del informe, sostuvo hoy: “La Argentina como muchos otros países de la región también ha tenido que lidiar con muchas olas de esta pandemia y hay que destacar que las medidas de contención en las olas más recientes permitieron que el efecto sobre la actividad económica no fuera tan negativo como se había previsto anteriormente”, indicó durante la conferencia de prensa virtual desde Washington que se realizó esta mañana.

A la vez, destacó que “la Argentina se beneficia también de un aumento en el precio de los alimentos, ya que es uno de sus principales productos de exportación“, y afirmó: “Claro que sigue habiendo desafíos importantes, porque la inflación es muy elevada y las expectativas de inflación no están bien ancladas aún, y por lo tanto hay mucho por hacer para lograr la estabilización macroeconómica”. Agregó que “el Gobierno viene trabajando arduamente en ello y estamos en estrecha colaboración con la Argentina para ayudar a forjar lo que sería un marco económico más sólido”.

En ese sentido, el Banco Mundial estimó la semana pasada que la Economía argentina crecería 6,4%, más cerca del pronóstico del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien sostuvo recientemente que la economía local se recuperará en un 7%.

Pronósticos del FMI sobre economía mundial

A nivel global, la economista jefe del FMI estimó “una recuperación más fuerte para la economía global en comparación con nuestras estimaciones del mes de enero, con un crecimiento proyectado del 6% en 2021 (un aumento de 0,5 puntos porcentuales) y 4,4% en 2022 (una suba de 0,2 puntos porcentuales), después de una contracción histórica estimada de -3,3% en 2020″. 

Pese a la recuperación, “la pandemia aún no ha sido derrotada y los casos de virus se están acelerando en muchos países”, ya que el mundo transita hoy por “un crecimiento divergente”, advirtió. Esto lleva, continuó, a que “las recuperaciones también divergen peligrosamente entre y dentro de los países”.

Según Gopitah, las mejoras en el crecimiento global para 2021 y 2022 se deben principalmente “a una mejora considerable para los Estados Unidos (1,3 puntos porcentuales) que se espera que crezca un 6,4% este año”. 

Esto convierte a Estados Unidos en la única gran economía que superará el nivel de PIB que se pronosticó para 2022 en ausencia de esta pandemia, resaltó el equipo del FMI que preparó el informe. Otras economías avanzadas, incluida la eurozona, también se recuperarán este año, pero a un ritmo más lento. En tanto, China es el único país emergente que crecerá 8,4%, retornando a niveles anteriores a la pandemia.

En América Latina, tras una fuerte caída en 2020, “se espera una recuperación a varias velocidades”. “El crecimiento superó las expectativas en algunos grandes países exportadores de la región (por ejemplo, Argentina, Brasil, Perú) llevando la previsión para 2021 a 4,6% para la región (una revisión de 1 punto porcentual hacia arriba). Sin embargo, indicó que las perspectivas a más largo plazo siguen dependiendo de la trayectoria de la pandemia de coronavirus.

Estas estimaciones siguen la misma línea de las que hizo la titular del FMI, Kristalina Georgieva, durante su discurso previo a las reuniones de primavera con el Banco Mundial. Allí alertó que, pese a que se espera una recuperación global mejor a la prevista hace cuatro meses atrás, los países tendrán un crecimiento muy desigual per cápita. “Las perspectivas divergen peligrosamente no sólo dentro de las naciones, sino también entre países y regiones”, determinó.