El “efecto Lasso” generó un rally en los bonos de Ecuador

13 de abril, 2021

El “efecto Lasso” generó un rally en los bonos de Ecuador

Cuando llegaron los primeros cómputos oficiales del balotaje de Ecuador, celebrado el domingo, el aparente empate técnico entre el banquero Guillermo Lasso y el economista Andrés Arauz, delfín de Rafael Correa, presagiaba una noche, o incluso una semana, larga, con participación de la Justicia. Finalmente, no pasó y antes de la medianoche, Arauz admitió su derrota. 

En su tercer intento, Lasso finalmente se convierte en nuevo presidente de Ecuador. El dirigente conservador, de 65 años, asumirá sus funciones el próximo 24 de mayo.

Aunque los resultados oficiales serán comunicados hoy o mañana, el candidato de derecha obtuvo el 52,5% de los votos frente al 47,5% de Arauz, quien en un momento de la noche del domingo se declaró ganador de los comicios. Sin embargo, finalmente, reconoció la victoria de su oponente. 

Debido a la conocida postura liberal de Lasso, la reacción de los mercados no pudo ser mejor para Ecuador. Los bonos soberanos subieron más de 20% y el riesgo país pasó de 1.160 puntos a 719. El “efecto Lasso” se sintió en Argentina, también, con un riesgo país cayendo 2,5%. 

La diferencia con Arauz era importante. El correísta, por ejemplo, había prometido usar las reservas para hacer transferencias monetarias a los sectores de bajos ingresos. 

Por otra parte, ayer, varias horas después de que se confirmara el triunfo de Lasso, el presidente Alberto Fernández se encargó de felicitar a su nuevo par ecuatoriano a través de una carta. “Quiero expresarle mi sincera felicitación por su triunfo electoral que lo ha consagrado como nuevo presidente de la República de Ecuador”, dijo el jefe de Estado. 

Son innumerables los lazos culturales y las muestras de afecto entre nuestros pueblos; y se renuevan día a día. La República Argentina, por mi intermedio, se pone a vuestra disposición para trabajar juntos en pos de nuestra región. Tenemos una agenda común; cuente conmigo, Sr. Presidente, para fortalecer la unidad que nos ayudará a construir todos los días la realidad que se merecen nuestros compatriotas”, agregó Fernández.

Durante la campaña electoral de Ecuador, Fernández, al igual que la vicepresidenta Cristina Kirchner, habían manifestado públicamente su apoyo a Arauz y, en varias oportunidades, el Gobierno ecuatoriano se quejó formalmente y hasta llamó a su embajador en Buenos Aires a consultas. 

La derrota del correísmo es un traspié para el Gobierno argentino, que esperaba sumar un nuevo aliado en la región. Mientras que los gobiernos de Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay son de tendencias liberales o de derecha, tan solo Bolivia y su presidente Luis Arce pueden ser considerados progresistas y más cercanos a la Argentina. 

Justamente este domingo, el partido oficialista MAS, del cual el expresidente Evo Morales es uno de sus líderes, sufrió una contundente derrota en las elecciones regionales. 

Según el escrutinio oficial del balotaje en cuatro gobernaciones, el MAS sería derrotado frente a una agrupación de fuerzas opositoras en La Paz, Tarija, Chuquisaca y Pando. Así, el oficialismo perdería los cuatro departamentos, lo cual lo dejaría con un balance de tan solo tres de las nueve gobernaciones.  

Balotaje en Perú

Como era de esperar, en la primera vuelta peruana, también celebrada el domingo, ningún candidato obtuvo el 50% de los votos necesarios en las elecciones presidenciales para convertirse en el nuevo presidente de Perú

Debido a la crisis de partidos políticos que el país latinoamericano arrastra hace años, lo cual genera que la población no se sienta representada por las asociaciones tradicionales, hasta siete candidatos tenían chances de ingresar a la segunda vuelta que se llevará a cabo el próximo 6 de julio. 

Con más del 84% de las actas contabilizadas, el candidato de izquierda y dirigente del sindicato de profesores José Pedro Castillo lideraba los comicios con el 18,8% de los votos. Por otra parte, el segundo lugar estaba siendo disputado por los candidatos de derecha Keiko Fujimori, hija del expresidente, con el 13,2% y el economista liberal Hernando de Soto, con el 11,9%.

Pese a que los resultados finales pueden demorarse algunos días, la reacción de los mercados financieros no fue buena debido a que Castillo había pasado casi desapercibido. Mientras que el sol peruano se depreció ante la moneda estadounidense, cerrando a 3,61 unidades por dólar, los bonos de deuda soberana a 30 años también registraron una caída.