Dos semáforos frenan al dólar, que subió 3.000% desde CFK

13 de abril, 2021

Dos semáforos frenan al dólar, que subió 3.000% desde CFK

Por Luis Varela

En medio de otro días en el que hubo muchísimos contagios de coronavirus, con creciente uso de camas de terapia intensiva, con nueva suba de dólar y más sequía de volumen con baja de cotizaciones en la Bolsa, hubo dos hechos que hicieron girar la cabeza de los inversores y que provocaron una mejora en los bonos argentinos y una baja en el riesgo país, lo cual significó la primera distensión en las últimas tres semanas.

El primer factor que benefició a los títulos públicos argentinos, que ayer anotaron una suba del 0,7%, no estuvo dentro de nuestras fronteras, sino en otro país latinoamericano. El pueblo de Ecuador votó el domingo por un nuevo Presidente, había expectativa de que el ganador fuera un delfín del populista Rafael Correa, pero el elegido fue un banquero liberal llamado Guillermo Lasso que provocó un salto en los bonos de ese país y un consecuente desplome del riesgo país ecuatoriano, de 1.169 a 719 puntos básicos.

Y el segundo elemento que sostuvo a los bonos (que pagarán su primer cupón pos canje dentro de doce semanas) estuvo ligado a un viajero que dejó un aviso bien concreto. Con el país sumergido en la campaña electoral, la gran puja que hay dentro del Gobierno es definir en qué momento se suben las tarifas de los servicios públicos. La Cámpora y toda el ala kirchnerista no quiere mover los costos de la luz, el gas y el agua hasta después de las elecciones, pero hubo rumores desde infinidad de interlocutores que aseguraron que el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó, antes de iniciar su gira por Europa para rogarle postergaciones en los pagos al Club de París, que “si las tarifas se quedan quietas, renuncio”.

Estas dos luces de realismo mejoraron a los bonos de toda la región, y se produce paradójicamente a cuatro días del vencimiento del pago del impuesto a la riqueza. Mientras que algunos funcionarios advierten sobre la posibilidad de obligar a las empresas a seguir con precios cuidados, las intima para que fabriquen más e incluso llegó a haber amenazas de bloquear la exportación, que luego fueron desmentidas por la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Desde que la relación entre el gobierno de Fernández y el FMI se tensó, porque el Fondo le pide a la Argentina un plan y una reforma estructural, los bonos argentinos no pararon de bajar. Únicamente hubo un pequeño rebote cuando JP Morgan recomendó una compra corta, porque el 9 de julio próximo los bonos GD38 y GD41 pagan cupones con renta interesante.

Pero se volvió a observar una salida de inversores de los papeles argentinos porque al mercado le sigue faltando confianza en el Gobierno. De allí que, entre muchos otros analistas, Federico Furiase de EcoGo (la consultora de Marina Dal Poggetto), expresó que seguramente, con el dinero de la cosecha, Guzmán podrá ir llevando de manera controlada al dólar oficial hasta las elecciones, pero “no hay manera que controle a los dólares financieros libres, que empezarán a moverse”. 

Los 6 dólares de Alberto

De hecho, ayer, cuando ya quedan pocas ruedas con dólar ofrecido por los que tienen que pagar el aporte solidario con pesos, cinco de los seis dólares de Alberto estuvieron claramente para arriba. Mientras en el exterior el dólar estuvo mixto (subió 0,9% en Brasil, 0,4% en Chile, no cambió en México, bajó 0,1% contra el euro, 0,2% contra la libra y cedió 0,3% contra el yen), en Argentina el panel cambiario estuvo firme.

Hubo suba de 16 centavos para el dólar turista hasta $162,21, alza de 10 centavos para el dólar oficial hasta $98,31, salto de $2 para el dólar blue hasta $142 y suba de 14 centavos hasta $92,58 para el mayorista. El Banco Central sumó US$ 73 millones a las reservas, hasta US$ 39.923  millones. Hubo baja de $1,38 para el dólar MEP hasta $143 pesos y suba de 43 centavos para el contado con liquidación hasta $150,29. Y, medidos en pesos la libra subió 70 centavos hasta $127,22, el euro subió 37 centavos hasta $110,25 y el real bajó 6 centavos hasta $16,19. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 44,4% y la del CCL y el mayorista trepó al 62,3%.

Otro de los comentarios que realizó Furiase tuvo que ver con la inflación, que sigue mostrando los dientes: “El Indec dará a conocer el jueves el índice de marzo, nosotros lo vemos en 4,2%, y para abril esperamos otra suba del orden del 4%“. Sin embargo, el Banco Central mantuvo las tasas de interés otra vez sin cambios: 38% en Leliq y 37% en plazos fijos, cifras que mensualizadas están un punto y medio por debajo de la suba general de precios.

Es tanto el interés electoral que tiene el Gobierno, que sigue utilizando al dólar como ancla, para ver si de alguna manera logra bajar el deterioro inflacionario. De hecho, en los últimos treinta días la cotización del dólar mayorista (que rige el comercio exterior) fue subida 1,8%, cuando diferentes consultoras privadas destacaron que en la primera semana de abril los precios de los alimentos subieron 1,5%. 

Por supuesto, todo esto transcurre con la bomba de tiempo de los pases y las Leliq, que esconden bajo la alfombra del BCRA nada menos que $3,18 billones, con la gente queriendo tener cada vez menos pesos en la mano. Es que esta semana se cumplió otro aniversario: desde que Cristina Kirchner asumió su primera presidencia hasta ahora el precio del dólar oficial subió la friolera de 3.000%, desde $3 hasta $98, lo cual demuestra años de gran compostura y equilibrio.

Las Bolsas

Con semejantes señales, mientras los países sólidos sostienen a sus economías con mucha vacunación y monedas sólidas, las bolsas mundiales mostraron ayer alguna debilidad, pero la de Buenos Aires volvió a ser la peor de todas. Hubo bajas del 0,2% promedio en la Bolsa de Nueva York, suba del 1% en la de San Pablo y baja del 0,6% en la de México. Pero en la Bolsa porteña los precios cayeron 1,5%, con gran sequía del volumen operado: $440 millones en acciones y $1.043 millones en Cedears, y con tendencia en general bajista para los ADR argentinos que cotizan en NY, con mal día para Bioceres, Despegar, Central Puerto, Macro, Telecom, compañía a la que Moody’s le acaba de asignar perspectiva negativa.

Con el dólar global sostenido, los commodities tuvieron tendencia mixta. El petróleo recuperó algo luego de varias bajas. Los metales (preciosos y básicos) y los granos (tanto en Chicago como en Rosario) estuvieron todos a la baja. Y el único rayo de luz del día volvió a aparecer en algunas criptomonedas, no todas, con el Cardano emergiendo, pero con el Bitcoin destacándose otra vez como estrella del panel, al subir otro 2,7%, superar los US$ 60.000, para acercarse otra vez al récord histórico que tocó hace algunas semanas.