Dogecoin sube más de 5.000% en 2021 y preocupa al ecosistema cripto

20 de abril, 2021

Dogecoin sube más de 5.000% en 2021 y preocupa al ecosistema cripto

Mientras el Bitcoin se desinfla del récord de casi US$ 65.000 de la semana pasada y se mantiene estable en la zona de US$ 56.000, el Dogecoin, la criptomoneda que nació como un meme, ya alcanzó una capitalización de mercado de más US$ 50.000 millones.

Esta criptomoneda nació en 2013 como una broma por los desarrolladores Billy Markus y Jackson Palmer y tuvo su gran impulso en febrero, cuando el excéntrico Elon Musk (CEO de Tesla), una especie de “Midas financiero”, posteó que “Dogecoin es la cripto del pueblo”. El rapero Snoop Dog también ayudó.

En abril del año pasado su cotización era de US$ 0,002 y su capitalización de mercado rondaba los US$ 250 millones, mientras que hoy sus valores están respectivamente en US$ 0,39 y cerca de los US$ 50.000. Hoy es la octava criptomoneda más grande por capitalización, por arriba incluso de Litecoin, Tether, Cardano, Bitcoin Cash, Chainlink, Stellar y Uniswap.

Sus ganancias tuvieron un crecimiento del 300% en la última semana y un rendimiento durante 2021 (YTD) superior a 5.000%. Lo curioso de esta criptomoneda es que continuó subiendo pese a la caída del Bitcoin, que había alcanzado un récord luego de que saliera a cotizar la plataforma de exchange Coinbase al Nasdaq. Ayer, escalaba casi 25%.

La caída del BTC esta semana pudo haber ocurrido, según algunos analistas, por rumores de que el Tesoro de EE.UU. podría tomar medidas contra el blanqueo de fondos hecho a través de criptomonedas, aunque no hubo confirmación oficial. También corría el rumor de que había un “exceso de apalancamiento”, es decir, que demasiados inversores se habían apalancado para comprar criptomonedas y, también que ocurrió una interrupción masiva de la electricidad en una región de China, donde están la mayoría de los mineros de BTC.

El furor por el $Doge, sin embargo, puede ser un efecto boomerang para la industria cripto. Así lo teme Charles Hoskinson, fundador de otra cripto de moda, Cardano. “Cuando la burbuja de dogecoin estalle, será un catalizador para que reguladores y hacedores de leyes se involucren más con las criptomonedas y lastimen a la industria entera”, dijo. Algo similar podría ocurrir si la moneda se desploma y varios inversores novatos quedan heridos. Como pocos tenedores tienen la mayoría de las Doge y no es una comunidad sólida, pueden estar generando una suba para después vender todo, hacer cash-out y dejar a varios con sus inversiores pulverizadas.