Fuertes críticas del agro ante rumores de intervención en el Mercado de Liniers

29 de abril, 2021

Fuertes críticas del agro ante rumores de intervención en el Mercado de Liniers

Los rumores sobre una posible intervención discrecional en la operatoria del Mercado de Liniers pusieron al agro, nuevamente, en alerta. El martes, el supermercadista Alfredo Coto relató a un importante consignatario que recibió un llamado desde la Secretaría de Comercio Interior. Su interlocutor le sugería que dejara de adquirir hacienda en Mataderos. El pedido oficial, se presume, tuvo que ver con no convalidar la suba en el precio de la hacienda. La suba de la carne es un tema de creciente preocupación en el Gobierno.

Sin embargo, Coto, un demandante importante en ese mercado, volvió a comprar (nada menos que 234 cabezas), pero pagó menos de lo que iba a pagar el martes. 

En el agro salieron a criticar la intervención, que fue desmentida por el Gobierno, pero no por Coto. Cuando se trata de rumores o cuestiones no oficializadas, en el agro siempre temen y creen lo peor. Acaso, motivos no faltan. El que se quema con leche…

Las críticas

Las voces que señalan la intervención de organismos del Estado en supuestas llamadas, advertencias, pedidos o recomendaciones, nos mueven a plantear muy seriamente hacia donde se pretende llevar a los productores agropecuarios”, dijeron en Confederaciones Rurales (CRA).

“Los mercados institucionalizados, son el ámbito efectivo para el juego de la oferta y la demanda, los hacen transparentes y generan confianza entre todos los integrantes de la cadena respectiva”, agregaron.

“Desde hace algunos días, mañosamente, se pretende endilgar al sector productor el ritmo inflacionario que sufre el país y que arrastra décadas, sin soluciones definitivas, sobre esta falacia, se toman medidas destinadas a entorpecer la comercialización y exportación de la producción primaria”, añadieron desde la entidad.

“La Argentina del presente, necesita llamados por teléfono para concertar, dialogar y encontrar políticas comunes que traccionen toda la actividad productiva, los que piensan en otros llamados, los que apuran, los que amedrentan, solo nos hunden en lo peor de nuestro pasado”, agregaron.

“El amedrentamiento a consignatarios y/o compradores que operan en el Mercado Físico de Ganados mediante llamados telefónicos o ‘aprietes’, instando a comprar hacienda a valores menores a los del mercado, nos retrotrae a acciones y medidas fracasadas realizadas hace 15 años con nefastas consecuencias por todos conocidas, perdida de 11 millones de cabezas en el rodeo, pérdida de puestos laborales en los frigoríficos y aumento del precio de la carne en mostrador. Es por ello que rechazamos de plano la idea de encontrarnos con este tipo de malas praxis por parte de funcionarios públicos, lo cual solo intentarían sin éxito tapar el sol con las manos. Sin reconocer que el origen del tema a solucionar (precio de la carne) está solamente en las variables inflacionarias y monetarias del país (alta inflación y bajo poder adquisitivo), y que ninguna medida en los mercados podrá resolver las causales del origen”, habían dicho, un rato antes, desde Carbap.

Los dardos apuntaron directamente a Paula Español, secretaria de Comercio Interior. “La Secretaria de Comercio Interior Paula Español se equivoca claramente si pretende avanzar en ese sentido, tal como afirman versiones periodísticas”, dijeron.

Según La Nación, fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo negaron pedidos a operadores para que se retiren del mercado o listas sugeridas.“Se viene trabajando mucho en transparentar, modernizar y eficientizar el mercado de carnes. La idea es aumentar la productividad y que en el mediano plazo eso se traslade en una baja en los precios. Lo que se busca es que el mercado crezca, no limitarlo”, dijo una fuente citada por el diario.