Crece el furor cripto en Venezuela y Guaidó acusa a Maduro de financiar a las FARC

14 de abril, 2021

Crece el furor cripto en Venezuela y Guaidó acusa a Maduro de financiar a las FARC

Desde hace años, la hiperinflación no deja de golpear a la población venezolana: en 2020 alcanzó la increíble cifra de 6.500%. Esto ha depreciado enormemente el bolívar y ha llevado al Gobierno de Nicolás Maduro a emitir un nuevo billete de un millón de bolívares, lo cual representa menos de medio dólar.

Debido a esta situación, la mayoría de los venezolanos está convirtiendo sus ahorros en dólares, algo muy común para los argentinos. Según la consultora venezolana Ecoanalítica, el 66% de todas las transacciones ya se realizan con la moneda estadounidense.

Pero, además del “greenback”, las criptomonedas también están ganando gran popularidad. Según la plataforma LocalBitcoins, el volumen de bolívares en bitcoins aumentó considerablemente desde 2019. Por su parte, la empresa de análisis de blockchain de Nueva York llamada Chainalysis dice que Venezuela es uno de los países más activos del mundo en el rubro de las monedas digitales. Después de EE. UU. y Rusia, es el país que negocia la mayoría de las monedas digitales en dólares estadounidenses P2P, es decir, directamente entre comprador y vendedor.

Los pagos en criptomonedas se realizan principalmente para comprar aparatos tecnológicos, aunque los métodos de pagos digitales también son aceptados en joyerías, mueblerías y hasta en algunos locales de comida. Sin embargo, tan solo una parte de la población tiene acceso a ellas debido a las pésimas condiciones de las redes de Internet a lo largo y ancho de todo el territorio. Además, estas monedas digitales son muy utilizadas por los más de cinco millones de venezolanos que han escapado del régimen de Maduro y desean enviarles dinero a sus familiares.

Venezuela, paraíso minero

La minería también está a la orden del día. Según el Indice de Consumo Eléctrico de Bitcoin de Cambridge, Venezuela es el país que más contribuye a la tasa de hash de Bitcoin de toda América Latina, lo que significa que hay una cantidad sustancial de poder de cómputo generándose en el país. La tasa de hash o “hashrate” es la unidad de medida de la potencia de procesamiento de la red Bitcoin.

Como era de esperar, el Gobierno también quiere ser parte del nuevo juego: el Petro, que equivale a US$ 30, es la primera moneda digital de un país y está siendo utilizada para otorgar parte de los programas sociales. Así, a fines de 2020, ocho millones de empleados recibieron medio petro como bono navideño.

Maduro financia a las FARC, dijo Guaidó

Pero este involucramiento estatal también podría tener su lado oscuro, como ya vienen advirtiendo algunos expertos. Juan Guaidó, líder de la oposición, dijo que Maduro estaría utilizando criptomonedas para financiar a las FARC, el grupo terrorista colombiano de izquierda radical. Esta no sería la primera acusación de este tipo contra el Gobierno venezolano. En octubre del año pasado, el jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EE.UU. los acusó de utilizar monedas digitales para financiar el narcotráfico. Mal “branding” para las criptos.