En Brasil, el mercado es menos optimista

19 de abril, 2021

En Brasil, el mercado es menos optimista

Nuevamente se deterioraron las perspectivas de la economía brasileña de acuerdo a las proyecciones de los analistas del mercado que recopila semanalmente el Banco Central para elaborar el informe Focus. Según la mediana de sus pronósticos, la suba del Índice de Precios al Consumidor Amplio pasó de 4,85% a 4,92%, alejándose cada vez más de la tasa central de la meta de inflación de 3,75%. En ese contexto, el mercado espera que el dólar se cotice 5,40 reales a fin de año, una cotización no muy lejana de la actual por lo que se espera una revaluación de la moneda brasileña hasta el cierre de 2021 en línea con las proyecciones de un debilitamiento global de la estadounidense. Con relación a la tasa Selic, no hubo variaciones y se estima que pasará de su actual nivel de 2,75% a 5,25% en el transcurso de este año y treparía hasta al 6% el que viene.

Las proyecciones para el nivel de actividad volvieron a recortarse y el PIB  tendría una expansión de 3,04% mientras que en el Focus anterior se lo estimaba en 3,08%. El mismo recorrido muestra la producción industrial que se ajustó de 5,39% a 5,06%.

En el frente externo, el desequilibrio de la cuenta corriente se mantuvo en US$ 10.000 millones, pero hubo una mejora en el superávit comercial esperado que pasó de US$ 55.300 millones a US$ 57.650 millones.

Los números fiscales no mostraron variaciones y el déficit del resultado primario sería de 3,05% del PIB y el del nominal de 7,50%.   

El Banco Central también presentó hoy su índice de actividad económica que se hace con una metodología distinta a la que se emplea para calcular el PIB, pero que muestra una tendencia similar. El índice subió en febrero 1,70% con relación al mes anterior y acumula un incremento de 0,23% en el año, pero la contracción en los últimos doce meses se ubica en el 4,02%.

Como todas las economías del mundo, la brasileña se está recuperando, pero a un ritmo menor que el esperado unas semanas atrás en un contexto sanitario que sigue muy complicado. Para Argentina, el desempeño económico de Brasil, su principal socio comercial, es clave.