Biden envía ayuda a India, pero los contratos impiden que pueda mandar vacunas

30 de abril, 2021

Biden envía ayuda a India, pero los contratos impiden que pueda mandar vacunas

La pandemia del coronavirus continúa golpeado al mundo mientras las campañas de vacunación no avanzan al ritmo esperado. Entre muchos de los países que más afectados se ven por el virus, India se destaca por sobre el resto.

El país asiático ya registra más 18 millones de casos y más de 200.000 muertos. Sus sistemas sanitarios se encuentran colapsados desde hace semanas y ya se ha vuelto común observar pilas de cuerpos siendo incinerados. Ayer, registró 379.257 casos.

Debido a la crítica situación, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha decidido enviar suministros por un valor de más de US$ 100 millones para que las autoridades indias puedan combatir al virus.

Entre el material enviado, se pueden destacar 1.000 cilindros de oxígeno, 15 millones de máscaras N95 y un millón de pruebas de diagnóstico rápido. Además, EE.UU. redirigió su propio pedido de suministros de fabricación de la vacuna de AstraZeneca (no está aprobada en EE.UU.) a India para producir más de 20 millones de dosis. Según los contratos firmados por Donald Trump con los laboratorios, la Casa Blanca no puede vender o donar vacunas a otros países.

“Así como India envió ayuda a Estados Unidos cuando nuestros hospitales sufrieron tensiones al comienzo de la pandemia, Estados Unidos está decidido a ayudar a India en su momento de necesidad”, informó la Casa Blanca a través de un comunicado.

Una de las grandes cuestiones es por qué EE.UU. envía ayuda a esta región y no a Brasil, que vive una situación igual de dramática (ayer superaron los 400.000 muertos). Más allá de la buena predisposición norteamericana, la explicación podría ser geopolítica.

Desde su asunción, Joe Biden ha dejado en claro que China es el principal desafío de su país. Pero, a diferencia de su predecesor Donald Trump, ha optado por el multilateralismo para enfrentarla.

En esta línea, y teniendo en cuenta la reticencia de la Unión Europea a enfrentarse abiertamente con Pekín, el líder demócrata busca afianzar sus alianzas con los países del Indo-Pacífico, región en la cual India tiene un papel preponderante.

Para 2030, India, que es una potencia nuclear, será la segunda economía mundial y el país más poblado del planeta. Estas capacidades y sus históricas disputas territoriales con China la convierten en un socio de vital importancia para Estados Unidos en su disputa global. Por ello, el envío de ayuda contra el Covid también busca fortalecer la relación bilateral.

En el caso de Brasil, su posición geográfica le brinda poca relevancia en el actual conflicto entre EE.UU. y China. A esto se suma que el presidente Jair Bolsonaro, un confeso admirador de Trump, aplica una política medioambiental totalmente opuesta a la de Biden. Todo esto podría explicar la falta de ayuda norteamericana en Brasil.

Nosotros nos convertiremos en un arsenal de vacunas para otros países, igual que EE.UU. fue el arsenal de la democracia durante la Segunda Guerra Mundial”, dijo el Biden en su primer discurso ante las dos cámaras del Congreso el miércoles.