87% de los estadounidenses están preocupados por la inflación

23 de abril, 2021

87% de los estadounidenses están preocupados por la inflación

Los estadounidenses están cada vez más preocupados por el aumento de los costos y esto hace crecer también sus expectativas de inflación, según muestran nuevos datos.

Una nueva encuesta de CivicScience muestra que el 87% de los encuestados en una muestra representativa de adultos estadounidenses dicen que están al menos “algo preocupados” por el creciente costo de los gastos del hogar (todos los números están redondeados al punto porcentual más cercano).

Eso es 10 puntos porcentuales más que su encuesta de marzo .

El problema se está agravando especialmente para los hogares de bajos ingresos que dicen que están recortando sus compras debido al aumento de los costos.

La Fed y la mayoría de los economistas principales están de acuerdo en que el aumento actual de los precios será temporal, pero los datos muestran que los clientes ya están reaccionando.

Las principales marcas han implementado aumentos de precios de manera constante a lo largo del año, junto con aumentos notables en el precio de los automóviles, la construcción, los muebles y el gas que comienzan a mostrar signos de resistencia.

La encuesta CivicScience encontró que, entre los hogares que ganan US$ 50.000 al año o menos, el 33% dice que está comprando menos debido al aumento de los precios.

Más de una cuarta parte de todos los hogares (27%) dice que el aumento de los precios les ha llevado a comprar menos de lo que compraban anteriormente.

El problema es que los salarios no aumentan junto con los precios y la mayoría de los estadounidenses no espera que lo hagan en el futuro.

La encuesta de consumidores de la Fed de Nueva York encuentra que, si bien las expectativas de inflación son las más altas en 7 años, las expectativas de crecimiento de los ingresos de los hogares se mantienen en 2,7 %, por debajo de donde estaban en enero de 2020.

Los pagos del gobierno agregaron US$ 1.5 billones a los ingresos personales el año pasado, que representaron el 8.5% de los ingresos personales después de impuestos.

Si la asistencia del gobierno se agota, una parte cada vez mayor de estadounidenses puede encontrar que la economía en auge y sus precios en constante aumento los han dejado aún más atrás.