Teletrabajo y trabajo en casa en Colombia

25 de abril, 2021

Teletrabajo y trabajo en casa en Colombia

Por Javier Alex Hurtado Malagón (*)

Colombia.- El Gobierno Nacional, como mecanismo por la emergencia sanitaria originada por el COVID 19, expidió el Decreto 1168 de 2020, definiendo lineamientos para atender la emergencia sanitaria. En el artículo 8°, en el que refiere a Teletrabajo y Trabajo en Casa, estableció que, durante el tiempo de la emergencia sanitaria, las entidades del sector público y privado procuraran que sus empleados y contratistas cuya presencia no fuera indispensable en la sede de trabajo desarrollaran sus funciones y obligaciones bajo las modalidades de teletrabajo y trabajo en casa u otras similares.

El teletrabajo en nuestro país se encuentra normado mediante la Ley 1221 de 2008, y considera, en esencia, que el empleador debe brindar todas las garantías laborales y las herramientas para que el empleado desarrolle sus funciones y éste se compromete a cumplir sus obligaciones laborales; mientras que la medida de “Trabajo en Casa” queda a la deriva en materia de protección y sujeta a la subjetividad del empleador y jefes inmediatos, además de que las herramientas de trabajo las provee el mismo empleado.

Esta nueva realidad que trajo la pandemia, nos ha demostrado que muchos de nuestros trabajos en organismos de control fiscal se pueden alejar de la presencialidad, además de que este revolcón mental ha puesto en evidencia las situaciones valiosas del vivir; pues antes considerábamos, inclusive los sindicalistas, que hacer presencia en las oficinas era fundamental. Ahora, valoramos el hecho de no desperdiciar tiempo en el desplazamiento a los sitios de trabajo que, en ciudades capitales, pueden ser de hasta tres horas diarias entre ida y vuelta, y podamos compartir mucho más momentos con nuestras familias e, inclusive, tener tiempo para el deporte.

Actualmente, los sindicatos estamos negociando otras condiciones de trabajo en esta realidad, como la reglamentación de “trabajo en casa” para disminuir el grado de subjetividad del jefe inmediato y proteger al trabajador, pues las condiciones cambian. Asimismo, estamos ocupados en que la entidad provea los elementos necesarios para desarrollar las labores en casa. Hasta los riesgos laborales mutaron.

Una de las enseñanzas de esta vivencia en aislamiento social por la pandemia al movimiento sindical es que el sitio de trabajo (oficina u hogar) debe ser variable dependiendo del tipo de trabajo que se realice, procurando un mejor bienestar para los trabajadores y sus familias. En la Contraloría General de la República de Colombia, vamos a completar un año trabajando desde casa y en contadas excepciones la gran mayoría de los trabajadores hemos realizado nuestras funciones con profesionalidad. Hemos visto crecer a nuestra ciudad capital de forma inteligente, con mayores accesos a la conectividad y un ambiente más dado a sus habitantes, con mejores espacios para el deporte y los medios de transporte amigables con el ambiente, como son las ciclorutas, entre otros.

Algo positivo debemos sacar de esta difícil situación, en donde vimos partir a muchos de nuestros compañeros de trabajo, familiares y amigos. El cambio es ahora.

(*) Coordinador de auditorías de la Contraloría General de la República de Colombia y Secretario de Relaciones Internacionales de ASDECCOL

Para más información, visitá www.eforo.org.ar

Descargá la versión completa de “Ideas en el Horizonte, capítulo internacional”