YPF invertirá US$ 2.700 millones en 2021, con foco en el upstream

5 de marzo, 2021

YPF invertirá US$ 2.700 millones en 2021, con foco en el upstream

YPF recortó parte de las pérdidas del 2020 en el cuarto trimestre en base a la recuperación de la demanda y la reversión de cargos por deterioro de activos en el marco del nuevo plan de estímulo al desarrollo del gas natural. En línea con una mayor normalización de la actividad económica, la demanda de combustibles aumentó más de 15% en el cuarto trimestre respecto del trimestre anterior, sobrepasando las estimaciones previas.

El resultado neto del 2020 arrojó una pérdida de US$ 1.098 millones equivalentes, recortando en más de US$ 540 millones la pérdida acumulada durante los 9 meses al 30 de septiembre.

“El Ebitda [beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones] ajustado del año se ubicó en US$ 1.454 millones, contrayéndose 59,7% interanual, ya que las eficiencias de costos alcanzadas este año no fueron suficientes para compensar la caída en las ventas”, dijeron desde YPF.

La producción total de hidrocarburos alcanzó los 467.000 barriles de petróleo equivalentes por día en 2020 (-9% respecto a 2019) afectada especialmente por el freno en la actividad en el segundo y tercer trimestres del año producto de la pandemia. Además de la suba en la demanda, la compañía logró reanudar gradualmente la actividad en los yacimientos. A fines de 2020, YPF tenía más de 80 equipos de torre en operación, en comparación con un promedio inferior a 20 equipos en el segundo trimestre.

El “capex” (inversiones en bienes de capital) de 2020 se ubicó en US$ 1.554 millones (-56%) interanual. “Se redujo significativamente para mantener la prudencia financiera y priorizar poder seguir honrando los compromisos”, explicaron.

En términos de costos, la compañía continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30% en 2020 en comparación el año anterior, normalizando efectos extraordinarios.

Otro dato positivo: en el no convencional, durante 2020 se alcanzó la mayor cifra de producción de shale desde que comenzaron los desarrollos en 2013, con 101.000 barriles equivalentes de petróleo por día. “Además, se observó una mejora significativa en la velocidad de fractura (medida como etapas por día), mejorando un 34% en 2020 y se logró el récord histórico en términos de etapas de fractura por mes en enero 2021 con 412 etapas. También, a fines de 2020 se puso en producción el pozo horizontal más largo jamás perforado en Vaca Muerta, en el yacimiento Bandurria Sur, que alcanzó una longitud lateral de 3.800 metros”, destacaron desde la petrolera.

La empresa, anunció ayer junto con su balance, tiene planificado invertir US$ 2.700 millones en 2021, dentro de lo cual se destaca una inversión de US$ 2.100 millones en los negocios de upstream relacionados con la producción de gas y petróleo. Dentro de ese valor, US$ 600 millones serán destinados específicamente a la producción de gas natural, y principalmente a proyectos relacionados con sus compromisos asumidos en el marco del nuevo Plan Gas.

Adicionalmente, durante la vigencia de los contratos enmarcados en el nuevo Plan Gas (2021- 2024), las inversiones superarán los US$ 1.500 millones, perforando más de 250 pozos, incluyendo áreas operadas y no operadas.

“Luego del resultado exitoso del canje de deuda, el perfil financiero de la compañía mejoró sensiblemente y se complementó con una exitosa colocación de bonos locales por un total superior a US$ 120 millones de dólares equivalentes en febrero”, destacaron.