El Gobierno interviene en el conflicto de Camioneros contra Walmart

25 de marzo, 2021

Walmart se va de Argentina

Desde hace dos semanas el Sindicato de Camioneros que encabezan Hugo y Pablo Moyano mantiene una medida de fuerza contra la cadena Walmart, recientemente adquirida por el grupo De Narváez, que podría derivar en un fuerte desabastecimiento en las sucursales de la compañía.

Hoy el Gobierno decidió intervenir en el conflicto y a través del Ministerio de Trabajo, dictó la conciliación obligatoria para obligar a las partes a negociar y frenar las medidas de fuerza de los trabajadores del centro logístico de la cadena.

Esto implica la apertura de una mesa de negociación entre las partes y la suspensión inmediata de las medidas de fuerza durante 15 días.

El supermercado, que tiene 92 tiendas, operación en 22 provincias y más de 10.000 empleados, aseguró en un comunicado hoy que ni bien se hicieron cargo del negocio recibieron un pedido por parte del Sindicato de Choferes de Camiones de despedir al personal de su Centro de Distribución para luego “indemnizarlo y volverlo a contratar con la misma antigüedad”. La compañía advirtió que se trata de ”una práctica ilegítima, no prevista por ningún marco legal vigente, ni con la forma en que desarrollamos nuestra actividad en el país”.

Moyano sostiene que a partir de la venta de Walmart Argentina al grupo De Narváez, concretada a fines de 2020, se trata de una nueva empresa y por lo tanto hubo una transferencia de los contratos de trabajo cuyos empleados deben ser indemnizados.

Esa negativa por parte de la empresa de Francisco de Narváez redundó en un fuerte freno a su operación local, producto de trabajo a reglamento y “otras medidas de fuerza encubiertas”, que suelen darse al comienzo de cada turno, por parte de los trabajadores.

“En las últimas dos semanas nos vimos condicionados por recurrentes medidas de fuerza encubiertas que derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos y en un desabastecimiento de productos esenciales a más de 1.000.000 de familias en todo el país. Somos una compañía que siempre cumple la ley”, describió Walmart.

Están afectados unos 500 empleados de un total de 718 que la empresa tiene en su centro de distribución.

El comunicado completo del Grupo De Narváez

Somos un grupo argentino que en noviembre de 2020 adquirimos las acciones de Walmart en el país con el firme propósito de invertir, desarrollar, crecer y asegurar los más de 10.000 puestos de trabajo a nivel nacional. Un compromiso que, en un contexto adverso para la inversión, buscó hacer de nuestra estrategia de crecimiento una opción para todos.

Sin embargo, de forma casi inmediata, recibimos el pedido por parte del Sindicato de Choferes de Camiones de despedir al personal afectado a nuestro Centro de Distribución, indemnizarlo y volverlo a contratar con la misma antigüedad. Una práctica ilegítima, no prevista por ningún marco legal vigente, ni con la forma en que desarrollamos nuestra actividad en el país.

Ante nuestra negativa, en las últimas dos semanas nos vimos condicionados por recurrentes medidas de fuerza encubiertas que derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos y en un desabastecimiento de productos esenciales a más de 1.000.000 de familias en todo el país.

Somos una compañía que siempre cumple la ley. Estamos convencidos que la única forma de construir un plan de crecimiento para todos es a partir del diálogo abierto y transparente, donde las pretensiones sectoriales ilegales no tengan de rehén el abastecimiento de productos básicos de todos los consumidores en la Argentina.

Invitamos al Sindicato de Choferes de Camiones y a aquellos colaboradores de nuestro Centro de Distribución que hoy no están cumpliendo con el normal desarrollo de la operación a dejar sin efecto las medidas y solicitamos al Gobierno Nacional arbitrar los medios con miras a garantizar el abastecimiento de todos los hogares argentinos.