UCR PBA: una interna que busca moldear la oposición

19 de marzo, 2021

UCR PBA: una interna que busca moldear la oposición

Por Pablo Varela

La UCR de la provincia de Buenos Aires tendrá elecciones el próximo domingo. Será el segundo test de las internas radicales, con las que comienza a tomar temperatura el año electoral.

En el distrito más importante del país, los boina blanca no solo elegirán autoridades para el Comité provincial sino también convencionales nacionales, convencionales provinciales y autoridades distritales.

Con el antecedente de Córdoba, en donde el oficialismo referenciado en Mario Negri se alzó victorioso por escaso margen, el diputado bonaerense Maxi Abad buscará revalidar la actual conducción en una elección que comenzará a moldear el formato que el radicalismo tendrá de cara a los procesos electorales del 2021 y 2023.

El rival de Abad será el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que juega con el apoyo de Martín Lousteau quien decidió bajar al barro e involucrarse en ambas internas, incluso peleándose con Negri.

Con un total de 600.000 0afiliados en la provincia, los radicales hacen cuentas y creen que habrá entre 60.000 y 100.000 votantes. A mayor volumen de votación, mayor será el capital político que obtenga el vencedor y servirá a su vez para enviar una demostración de fuerza hacia los socios de la coalición.

Del total de 32 intendentes radicales, 27, apoyan la candidatura de Abad. La gran mayoría de los legisladores provinciales, se encolumnan detrás del referente de la quinta sección electoral. Además, los 6 diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires también apoyan al candidato del oficialismo. Sin embargo, las miradas estarán centradas en la zona norte del conurbano donde no solo se está  la mayor cantidad de votos, si no también, el espacio geográfico en el que el mandamás sanisidrense podrá hacer valer su radio de influencia.

Algunas fuentes del radicalismo señalan que en la primera sección se impondrá Posse con relativa comodidad. Los distritos donde podría hacerse fuerte, además de San Isidro, son San Martín y Hurlingham, entre otros. Incluso algunas voces deslizan que son varios los intendentes del peronismo los que podrían ayudar a Posse.

Con todo el interior provincial apoyando a Abad, está sin definirse la tercera sección electoral, en la que la lista de Abad busca hacerse fuerte en distritos como Avellaneda, en donde el experiodista Luis Otero compite para conducir el Comité local.

En el actual oficialismo partidario le achacan a Posee haber transitado por distintos espacios políticos. Así lo dejó en claro el actual titular del Comité provincial, Daniel Salvador, cuando sostuvo a la UCR la “abandonó en reiteradas oportunidades para sumarse al kirchnerismo (por el cual fue elegido intendente), el massismo y otras fuerzas políticas”.

En el sector de Abad rechazan las críticas de Lousteau y Posse sobre la debilidad del partido durante la gestión de Cambiemos exhibiendo la cantidad de cargos que se obtuvieron en los últimos años.

En ese marco, dirigen sus cuestionamientos al alcalde de San Isidro y preservan al senador porteño, a quien consideran una pieza fundamental para rediscutir la correlación de fuerzas hacia el interior de JxC.

En ese marco, quien asoma en la escena bonaerense radical y tiene muchísimas chances de participación en el proceso electoral de este año, es Facundo Manes por lo que algunas voces lo dan como una fija para ocupar un lugar en las listas. De salir victorioso el espacio de Abad, será el momento para que Manes comience a elevar el perfil, justo en coincidencia con la exgobernadora María Eugenia Vidal, quien tiene previsto volver a las actividades públicas en abril, con  presentación de libro incluido.