Siguen en alza los casos en países vecinos y Argentina endurecería mañana las medidas de ingreso

11 de marzo, 2021

Siguen en alza los casos en países vecinos y Argentina endurecería mañana las medidas de ingreso

Mientras las campañas de vacunación avanzan en Sudamérica, la pandemia del coronavirus no da respiro y continúa azotando a los países de la región. Recientemente, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, declaró la “emergencia” para todo el continente, luego de hallarse una nueva cepa del Covid-19 en Brasil, que ayer reportó más de 2.000 muertes en 24 horas.

Según el líder del organismo, “la situación es muy seria y estamos muy preocupados”. El funcionario, que declaró la pandemia hace un año justamente, agregó: “Las medidas sanitarias que Brasil tome deberían ser agresivas, al mismo tiempo que avanza en la vacunación (…) la preocupación no gira tan solo en torno a Brasil, sino también en torno a los vecinos de Brasil. Es casi América Latina en su conjunto”.

En esta línea, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) expresó su preocupación en el día de ayer por la continua alza de casos en la región, principalmente en Brasil, que el pasado martes registró su récord de muertes diarias.

“Estamos preocupados por la situación en Brasil. Esto es un duro recordatorio de la amenaza de un resurgimiento ya que áreas muy golpeadas por el virus siguen siendo muy vulnerables a las infecciones”, dijo Carissa Etienne, la directora de la OPS.

El martes, habían sido reportados, en Brasil, 1.972 fallecidos por coronavirus, mientras que el sistema de salud sigue desbordado y la campaña de vacunación avanza a un ritmo muy lento. En total, ya se registraron más de 11,1 millones de infectados y más de 270.000 muertos, lo cual posiciona a Brasil como el segundo país más golpeado por el virus.

En Chile, que actualmente es el país que más rápido está inoculando a su población, la pandemia tampoco cede. En los últimos días, hubo un promedio de más de 4.000 contagios nuevos diarios y, ante el temor de una nueva ola, las autoridades determinaron nuevas cuarentenas en varias jurisdicciones del país trasandino.

A partir de hoy, 43 comunas retrocederán de fase, haciendo que más de 15 millones de chilenos vuelvan a estar bajo un confinamiento absoluto. Hasta el momento, hay 864.000 contagiados y más de 21.000 muertos.

Por otra parte, en Paraguay la situación es igual o aún más preocupante. Sacudido por una crisis política a causa de las protestas por la gestión de la pandemia, el país vecino declaró la “alerta roja sanitaria” por el aumento “inusitado” de nuevos casos de coronavirus.

Hernán Martínez, viceministro de Atención Integral a la Salud, explicó que la nueva alerta roja se decretó, principalmente, porque los hospitales están casi colapsados, mientras continúa la falta de profesionales de la salud. Según las estadísticas oficiales, ya hay más de 172.000 contagiados y más de 3.300 muertos.  “Estamos buscando alternativas (…). Esto sube más rápido de lo que nosotros podemos habilitar camas”, agregó.

Por su parte, el Ministerio de Salud informó a través de un comunicado que “su preocupación por el alto grado de aglomeración que se observa en diversas actividades y el bajo acatamiento de las medidas sanitarias podrían repercutir negativamente en la salud (…) y, en consecuencia, llevar al sistema de salud al colapso”.

Argentina

Debido a la preocupante situación en estos países fronterizos, la Directora Nacional de Migraciones en Argentina, Florencia Carignano, anunció que se están analizando diferentes opciones para reforzar los controles fronterizos y evitar el ingreso de las nuevas cepas al país. Ayer, Argentina reportó 7.693 casos de Covid-19.

“La frontera terrestre está cerrada con todos los países. El único corredor seguro es Ezeiza”, explicó Carignano, y agregó que “todavía no hay ninguna decisión” sobre restricciones de vuelos, pero confirmó que “se le están planteando las diferentes opciones al presidente” Alberto Fernández.

El fin de semana, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, había anticipado que el Gobierno implementará nuevas medidas para evitar contagios de coronavirus, como restringir la salida de turistas hacia zonas de fuerte circulación de las variantes más peligrosas y establecer cuarentena para unos 7.000 viajantes que deben regresar a la Argentina desde esos destinos.

Gollán planteó que “en el decreto que hay que cambiar el día 12 (de marzo)”, cuando venza una nueva etapa del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo), “respecto de las medidas que se toman para afrontar la pandemia, se tomará la decisión de restringir fuertemente la salida de nuevos turistas hacia las zonas de circulación del virus”.

Además, remarcó que “quienes regresen, tendrán un sistema de cuarentena”, lo que implica que “cumplan diez días de aislamiento y tengan un alta con PCR o 14 días de cuarentena para evitar que se disperse el virus en el país”. El funcionario agregó que hay preocupación por las nuevas cepas. “Si bien no hay circulación comunitaria de ninguna de esas variantes en Argentina, hay preocupación”, sentenció.

Sin embargo, desde el Ministerio de Salud aun no definieron nada. Mañana se conocerá la decisión.