Reino Unido recurrió a un endeudamiento histórico para hacer frente a la crisis que generó la pandemia

3 de marzo, 2021

Reino Unido recurrió a un endeudamiento histórico para hacer frente a la crisis que generó la pandemia

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, anunció hoy que el Reino Unido pidió prestados para este año una cifra récord de 355.000 millones de libras (US$ 494.45 millones) para hacer frente a la crisis generada por la pandemia del coronavirus, un nivel nunca visto en tiempos de paz.

Al presentar la Ley del Presupuesto 2021-2022, Sunak dijo a los parlamentarios que las cifras de este año equivalen al 17% del PBI del Reino Unido, pero prometió que se reducirán gradualmente en los próximos años gracias a las medidas que está tomando. “La cantidad que hemos tomado prestada es sólo comparable a la que tomamos durante las dos guerras mundiales. Su devolución va a suponer el trabajo de muchos Gobiernos, a lo largo de muchas décadas”, afirmó ante los diputados.

Pronosticó además que la economía británica crecerá un 4% en 2021, y volverá a su nivel anterior a la pandemia a mediados de 2022. Esta previsión para 2021 es menos optimista que la realizada el pasado noviembre (+5,5%) debido al tercer confinamiento impuesto a nivel nacional desde enero. El PIB británico se desplomó un 9,9% en 2020, su mayor caída en 300 años, recordó Sunak en la Cámara de los Comunes.

El ministro agregó que su prioridad inmediata sigue siendo apoyar a los más afectados, con extensiones del subsidio a los salarios, ayudas a los autónomos, subvenciones a las empresas, préstamos y recortes del IVA, lo que eleva el apoyo fiscal total a más de 407.000 millones de libras (566 mil millones de dólares).

Al entregar el presupuesto en el Parlamento, Sunak, dijo que Presupuesto cumple el momento con un plan de tres partes para proteger los trabajos y los medios de vida del pueblo británico. “En primer lugar, continuaremos haciendo todo lo que sea necesario para apoyar al pueblo y las empresas británicos en este momento de crisis. En segundo lugar, una vez que estemos en camino hacia la recuperación, tendremos que empezar a arreglar las finanzas públicas, y quiero ser honesto hoy sobre nuestros planes para hacerlo”, prosiguió. “Y, tercero, en el Presupuesto de hoy comenzamos el trabajo de construir nuestra economía futura”, afirmó.

Entre las ayudas, extendió el vencimiento del impuesto a la estampilla para la compra de propiedades hasta el 30 de septiembre, y el esquema de retención de empleo que cubre el 80% del salario de los trabajadores suspendidos durante la cuarentena. Para evitar aún más la caída del empleo que como consecuencia de la pandemia se perdieron más de 700 mil puestos de trabajo, el ministro aumentó el apoyo económico para permitir 40.000 pasantías más y duplicó el incentivo en efectivo para las empresas que contratan pasantes.

También anunció que la tasa reducida al 5% del IVA para el sector del turismo y la restauración se extenderá también aún más, hasta finales de septiembre, con una tasa del 12,5% durante otros seis meses después de eso. Destinó otros 700 millones de libras (US$ 974 millones) a las instituciones artísticas, culturales y deportivas del Reino Unido para que puedan reabrir, respaldando la candidatura conjunta del Reino Unido e Irlanda para albergar la Copa del Mundo en 2030, y habrá exenciones fiscales y subvenciones para los comercios minoristas, hotelería y restauración.

Para poner más dinero en el bolsillo de la gente, los impuestos sobre el combustible se congelarán por undécimo año consecutivo, como también las tarifas para la cerveza, la sidra, el vino y las bebidas espirituosas. También habrá una inversión inicial de 12.000 millones de libras (US$ 16,7 mil millones) para un nuevo Banco de Infraestructura del Reino Unido, cuya misión será ayudar a financiar proyectos tras la salida del país de la Unión Europea (UE).