Tras las acusaciones de la UE, Reino Unido niega restringir las exportaciones de las vacunas

10 de marzo, 2021

Tras las acusaciones de la UE, Reino Unido niega restringir las exportaciones de las vacunas

El Gobierno del Reino Unido hoy se defendió de las críticas que hizo la Unión Europea (UE) sobre un bloqueo a las exportaciones de las vacunas contra el coronavirus y sus componentes. Esta una nueva escalada de tensiones entre Londres y Bruselas se origina en la distribución del fármaco de Oxford desarrollado por el laboratorio AstraZeneca, que se producen en territorio británico.

Ayer, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acusó al Reino Unido y a Estados Unidos de imponer restricciones a la exportación de vacunas y sus componentes producidos en su territorio, en un newsletter enviado a los ciudadanos. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, salió hoy al cruce: “Permítanme ser claro: no hemos bloqueado la exportación de una sola vacuna de la Covid-19 o de sus componentes”. “Esta pandemia nos ha puesto a todos en el mismo bando en la lucha sanitaria mundial. Nos oponemos al nacionalismo de las vacunas en todas sus formas“, agregó en una intervención en el Parlamento.

En sintonía, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, en una carta enviada al jefe de la UE planteó su preocupación por sus declaraciones y lo acusó de hacer afirmaciones “completamente falsas”. “Quería dejar las cosas en claro. El Gobierno del Reino Unido no ha bloqueado la exportación de una sola vacuna contra el coronavirus o sus componentes. Cualquier referencia a una prohibición de exportación del Reino Unido o cualquier restricción sobre las vacunas es completamente falsa”, dijo el ministro en la carta a la que accedieron los principales medios británicos.

También un portavoz del Gobierno sostuvo que la afirmación es completamente falsa y consideró que la pandemia representaba “un desafío global y la colaboración internacional en el desarrollo de vacunas sigue siendo una parte integral de la respuesta del Reino Unido. “Esta pandemia es un desafío global y la colaboración internacional en el desarrollo de vacunas sigue siendo una parte integral de nuestra respuesta”, expresó.

En señal de protesta, el Reino Unido convocó a los representantes diplomáticos de la UE en Londres.

Previamente, el bloque europeo acusó a AstraZeneca de incumplir un contrato de precompra firmado en agosto para la entrega de hasta 400 millones de dosis de su vacuna causando retrasos en la entrega de las dosis pedidas por la UE.  La lucha por la adquisición de las vacunas contra el coronavirus puso de manifiesto la desigualdad en su acceso a escala global y desató una controversia entre la UE y el Reino Unido por retrasos en la entrega de las dosis en enero pasado.

La UE y la carrera por la vacuna

A partir del retraso en los envíos de las inoculaciones producidas por AstraZeneca, la Unión Europea decidió recurrir a otros laboratorios. De acuerdo con la información que dio a presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el bloque recibirá cuatro millones de dosis adicionales de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por BioNTech/Pfizer durante las próximas dos semanas. Sostuvo que estas serán destinadas a las zonas más afectadas por el coronavirus. 

La entrega, además de los suministros ya acordados por el fabricante de la vacuna, “ayudará a los estados miembros en sus esfuerzos por controlar la propagación de nuevas variantes del virus”, señaló Von der Leyen en un comunicado.

El anuncio se produce en momentos en que la Comisión intenta persuadir al menos a seis estados de la UE, incluyendo a Alemania, a que levanten las restricciones fronterizas relacionadas con el virus, medidas que Bruselas consideraba excesivas. También ocurre luego de un viaje que líderes de Austria y Dinamarca realizaron a Israel para formar una alianza de producción de vacunas, que dejó en evidencia las críticas generalizadas ante la falta de entregas de dosis bajo el esquema de precompra de la Comisión.

Von der Leyen apuntó que los cuatro millones de dosis adicionales de BioNTech/Pfizer se entregarán “antes del fin de marzo” y ayudarán a los estados miembros a implementar “su uso específico donde más se necesitan, en particular en las regiones fronterizas”, informó la agencia de noticias AFP.

Añadió que esas vacunas permitirán “abordar las variantes agresivas del virus y mejorar la situación en las regiones más afectadas”. En ese sentido, determinó que los cuatro millones de dosis adicionales estarían disponibles para que los estados miembros las compren mediante sistema de prorrateo según el tamaño de su población.

La declaración de Von der Leyen destacó el fuerte aumento en el número de infecciones y hospitalizaciones en la región austriaca del Tirol, las regiones francesas de Niza y Mosela, Bolzano en Italia, y partes de las regiones alemanas de Baviera y Sajonia.