Martín Lousteau con más presencia, pero con costos

22 de marzo, 2021

Martín Lousteau con más presencia, pero con costos

Martín Lousteau tomó hace un tiempo la decisión tener peso propio en la UCR. Dejó atrás la etapa en la que estaba a medias en el partido, con un pie adentro y otro afuera,  y en la que parecía limitarse a esperar que desde la política viniesen a ofrecerle algo dado el atractivo que tiene para el electorado y salió, por primera vez, a construir su propio espacio, una base de sustentación autónoma.   

Y lo logró luego de los tres comicios internos realizados en las últimas semanas en Córdoba, la CABA y Buenos Aires Ahora tendrá convencionales nacionales de su sector y presencia en los principales comités provinciales del país.  Puede sostener que logró más del 47% de los votos enfrentando a los tradicionales aparatos partidarios.  

Pero esos logros tampoco le resultaron gratis porque tanto en Córdoba como en Buenos Aires e enfrentó con el grueso de las estructuras partidarias y eso también implica un desgaste.  En el caso de la provincia de Buenos Aires, se ubicó en la vereda de enfrente de 27 de los 32 intendentes radicales, de todos los diputados nacionales y de la gran mayoría de los legisladores provinciales que hoy están molestos con Lousteau por los ataques que les dirigió.   

Desentenderse rápido de Gustavo Posse, que aportó los votos necesarios para hacer posible su  desembarco en la provincia, es una necesidad para Lousteau porque la figura del intendente sanisidrense es incompatible con la idea de renovación. 

Lousteau tiene ahora una presencia, aunque minoritaria, en las estructuras partidarias en varios distritos del país, pero su apuesta sigue estando en la CABA porque aspira a ser jefe de Gobierno en 2023. Salvo que las condiciones políticas lo lleven a pensar en competir por la Presidencia.