La nueva cepa preocupa en Brasil: más de 1.000 muertes el domingo

8 de marzo, 2021

La nueva cepa preocupa en Brasil: más de 1.000 muertes el domingo

Una nueva cepa del Covid-19, surgida en la Amazonia de Brasil, mantiene en vilo a los investigadores de la región.

En las últimas semanas, la cifra diaria de muertes por coronavirus aumentó significativamente en ese país, lo cual ha elevado la cifra total de muertos a más de 260.000.

Esta nueva variante del virus ha sido denominada como P.1 y, según los expertos, es de 1,4 a 2,2 veces más contagiosa que la versión original del mismo. Además, tiene entre 25% y 61% mayor capacidad de reinfectar a personas que hayan estado enfermas con otra cepa y, en algunos casos, posee una carga viral 10 veces mayor que sus predecesoras.

La cepa amazónica fue registrada por primera vez a fines de 2020 en la ciudad de Manaos. Desde su aparición, el número de pacientes de entre 30 y 40 años ha ido en aumento, aunque los científicos no han podido determinar si hay alguna relación entre ambas variables.

Colapso

A esta mutación del virus, se suma el colapso del sistema sanitario de Brasil, en donde los médicos no dan abasto y se muestran sumamente preocupados por las condiciones de trabajo. Actualmente, se han registrado más de 10 millones de contagios y los hospitales alcanzaron tasas de ocupación de UCI superiores a 80% en más de la mitad de los estados brasileños. Uno de los casos más dramáticos se vive en Cascavel, ciudad del Estado de Paraná, donde las Unidades de Cuidado Intensivo están al 99%.

La nueva cepa preocupa en Brasil: más de 1.000 muertes el domingo

Además de la crisis sanitaria, la campaña de vacunación no avanza como se esperaba debido a la falta de dosis. La mayoría de las unidades disponibles pertenecen al laboratorio chino Sinovac, las cuales fueron conseguidas por el gobernador de São Paulo, João Doria, ya que, en un principio, Bolsonaro no confiaba en la misma.

Todos estos problemas hacen intuir que habrá una prolongación de la pandemia teniendo en cuenta que en los próximos meses comenzará la temporada de invierno en el continente. Esto podría impactar en la economía brasileña, desacelerando aún más el crecimiento y aumentado la deuda pública del país que está llegando a niveles récord.

La gravedad de la situación es tal que Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, se ha mostrado “muy, muy preocupado” ya que, si “Brasil no se lo toma en serio, seguirá afectando a la región y más allá”.

 ***

Lula: “Biden es mayor que yo”

“Si en ese momento los partidos de izquierda entienden que puedo representarlos, no tengo ningún problema en hacerlo”, aseguró ayer Lula ante el diario El País. El expresidente petista se refería a las elecciones presidenciales de Brasil en 2022 y a la posibilidad de que el espacio progresista lo vaya a buscar para competir. La otra traba es judicial: si bien está libre, Lula no puede postularse a cargos públicos. Sin embargo, Lula espera revertir eso. Sobre su edad, dijo: “Gozo de una gran salud. Joe Biden es mayor que yo y gobierna Estados Unidos. En 2022, solo tendré 77 años, un pibe”.