IPC de alimentos no aflojó en febrero: estiman piso de 4%

1 de marzo, 2021

IPC de alimentos no aflojó en febrero: estiman piso de 4%

Por Agustín Maza

El Gobierno se reunió el jueves con el sector alimenticio en el marco de la primera reunión para concertar precios y salarios. En ese contexto, consumidores y consultoras coinciden que en el mes de febrero los alimentos y bebidas tuvieron aumentos superiores al promedio general y que la variación quedará arriba del 3%, por quinto mes consecutivo.

En la última parte del año pasado, el Indec informó una suba interanual de 42% para el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas, casi 6 puntos por encima del IPC general (36,1%). En enero, la suba para estos productos estuvo en 4,8%, 0,8 puntos porcentuales arriba del promedio (4%). En tanto, especialistas estiman que en febrero estará en torno al 4,5%.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, había anticipado una desaceleración en los precios de febrero respecto al mes anterior, y manifestó que el tema los tiene ocupados “y trabajando en todos los órdenes”. En un año electoral, que los salarios le ganen a la inflación (y que los alimentos no se escapen de la tendencia general, como en los últimos años) será un frente importante para el Gobierno. Sin embargo, los números parecerían indicar que ser difícil.

Estimaciones

Según consignó un informe de la consultora LCG, “la inflación mensual se mantiene en niveles altos”. En las últimas 4 semanas, frutas (5,8%) y carnes (5,2%) sostienen los mayores aumentos. En cuanto al índice de alimentos y bebidas general, este presentó una inflación mensual promedio de 4,1% en febrero y de 3,2% “punta a punta entre las mismas semanas”. Estos niveles de precios dejan un arrastre del 1,3% para la primera semana de marzo, con lo cual el primer trimestre del año la inflación para estos artículos alcanzaría, por lo menos, el 9%.

Desde LCG destacaron la aceleración durante la última semana de febrero. “En la cuarta semana de febrero la suba de precios de los alimentos promedió 1,2%. De esta forma, se aceleró 0,7 puntos respecto a la semana anterior, en un contexto volátil”, señalaron. En la última semana, el segmento de lácteos y panificados fueron los apartados con mayor variación, con carnes por debajo. De acuerdo al informe, la inflación “sin carne” fue del 1,1%.

El 9% de la canasta relevada por la consultora presentó una suba en relación a la semana anterior. Los más destacados fueron lácteos y huevos, 2,5%; productos de panificación, cereales y pastas, 1,7%; carnes, 1,5%; verduras, 1,2%; bebidas, 0,5%, azúcar, miel, dulces y cacao, 0,5% y comidas listas para llevar, 0,3%.

“La inflación de precios que medimos nosotros nos da para febrero entre el 4% y 4,5%”, anticipó el titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, ante El Economista. Para Consumidores libres, solo durante la primera quincena de febrero, veintiún productos que componen la canasta básica tuvieron un aumento promedio del 2,99%. En el acumulado, el rubro almacén creció 3,09%, las carnes 3,95% y las frutas y verduras 0,52%. Los productos que tuvieron las principales variaciones alcistas fueron aceites, con 8%; yerba, 4%; naranjas, 14%; acelga, 7% y carne picada, 6,67%.

Desde la consultora Analytica estiman que la inflación estará por debajo del mes de enero y “más cercana al 3,3%”. “Nos preocupa la dinámica que muestran los precios mayoristas porque operan como si hubiera habido una devaluación y eso se traslada a las góndolas”, expresó el economista en jefe de Analytica, Claudio Caprarulo, ante El Economista.

“Hay que estar muy atentos al movimiento geográfico de los aumentos”, comentó Caprarulo. “La aceleración de precios es más alta fuera del Gran Buenos Aires”, agregó y recordó que alimentos y bebidas crecieron 6% en la región pampeana, 5,5% en el noreste y 4% en CABA.

Desde Ecolatina prevén que la inflación de febrero tendrá una desaceleración comparada al mes previo. “Proyectamos 3,1% a nivel general y para marzo 3,5%”, afirmó el economista en jefe de Ecolatina, Matías Rajnermann, ante El Economista.

Recetas

“Hay aumentos que no se justifican y nadie sabe el precio justo de un determinado producto”, opinó Polino. Para el titular de Consumidores Libres habría que “poner en funcionamiento la Ley 26.992 que crea el Observatorio de Precios” y eso permitiría saber con exactitud “en qué eslabón de la cadena se producen los aumentos innecesarios”. Además, reclamó que los consumidores no fueron citados a la discusión por precios y salarios, llevada a cabo la semana pasada.

Para Caprarulo, “los acuerdos y las mesas sectoriales son importantes porque ayudan a alinear expectativas”. Sin embargo, aclaró que estos acuerdos “deben estar bien implementados y todos los actores deben tener incentivos para cumplirlos”. “Las tarifas son un componente a seguir porque en marzo muchos de estos precios, que estaban congelados, tendrán aumentos y eso impactará bastante”, añadió.

“La clave estará puesta en el frente cambiario”, aseguró Rajnermann. “Si funciona frenar el dólar oficial y las importaciones no tienen que ir al cambio paralelo, no debería haber problema en ese sentido. Sin embargo, las tarifas también serán un factor a tener en cuenta”, concluyó.