Interna radical: Córdoba y PBA marcan pulso opositor

11 de marzo, 2021

Interna radical: Córdoba y PBA marcan pulso opositor

Por Pablo Varela

El radicalismo de las provincias con mayor peso electoral del país tendrán elecciones internas en los próximos fines de semana. La UCR cordobesa renovará autoridades para el Comité provincial este domingo 14, mientras que el bonaerense lo hará el próximo 21.

Lo que suceda en la vida orgánica del partido centenario tendrá, a su vez, impacto y correlato en la principal coalición opositora y comenzará a marcar el pulso que tendrá Juntos por el Cambio, en el primer test electoral luego de haber dejado de ser oficialismo.

En Córdoba, la alianza entre Mario Negri y el exintendente de la capital, Ramón Mestre, confluyó en una lista denominada Convergencia, que busca revalidar al oficialismo en la conducción  partidaria y que lleva como candidato a Marcos Carasso, intendente de General Cabrera.

La lista opositora, Sumar, está encabezada por Rodrigo de Loredo y cuenta con la banca del radicalismo díscolo que busca encarnar el senador por CABA, Martín Lousteau, quien de hecho estuvo haciendo campaña en Córdoba el fin de semana pasado. “Basta del partido que tiene miedo”, dijo días atrás.

En concreto, mientras las conducciones partidarias provinciales (Córdoba y PBA) buscan consolidar una continuidad en las líneas de acción, el sector encabezado por Lousteau (y que juega con el apoyo del histórico Coti Nosiglia) reclama una UCR más activa en JxC.

Con un total de 220.000 afiliados en Córdoba, la elección requerirá de un mínimo del 10% de votantes (22.000) para ser válida. Fuentes del radicalismo cordobés sostuvieron ante El Economista cálculos optimistas, dado que estipulan que solo la elección en la capital aportará cerca de 17.000 votos sumando las dos listas.

La elección capitalina será clave, dado que representa más del 40% del total del padrón. En la Docta, el oficialismo busca retener la conducción con el diputado Diego Mestre como candidato, mientras que el espacio Sumar lleva a Javier Bee Sellares.

En una elección interna con padrón cerrado, el aparato de las intendencias será clave. El Foro de Intendentes radicales contiene  a 123 jefes comunales. En principio, la gran mayoría responden a Negri y Mestre y solo 10 jugarían con de Loredo.

Córdoba tiene además un dato insoslayable: en la elección nacional de octubre renovará representación ante el Senado de la Nación. Es por eso, que el resultado del domingo es clave para Negri quien buscará encabezar la lista de senadores, en reemplazo de Ernesto Martínez. Su compañera sería la actual senadora, Laura Rodríguez Machado del PRO, quien ya dejó trascender puertas adentro que su intención es reelegir.

En el sector del oficialismo cordobés creen que el gobernador Juan Schiaretti, jugará subrepticiamente con de Loredo.  Un suerte de jugada en espejo con lo que podría suceder en la provincia de Buenos Aires, en la que la lista encabezada por el intendente Gustavo Posse, recibiría el apoyo de diversos jefes comunales del peronismo, fundamentalmente en el conurbano donde se jugará buena parte de la elección.

La actual conducción encabezada por Daniel Salvador, llevará como candidato al jefe del bloque de diputados bonaerense, Maxi Abad, referente de la Quinta Sección Electoral.

Al igual que en Córdoba, la mayoría de los 135 distritos se encuentran encolumnados bajo la actual conducción, aunque hay reservas sobre todo a la hora de la fiscalización y por la ayuda que el PJ podría ofrecerle a Posse en distritos como San Martín o Avellaneda.