Inquilinos: hubo “ruidazo” para extender el decreto del congelamiento

30 de marzo, 2021

Inquilinos: hubo “ruidazo” para extender el decreto del congelamiento

Diversas organizaciones de inquilinos realizaron, ayer por la noche y en distintos puntos del país, un “ruidazo” para pedir la extensión del decreto que congela los alquileres y prohíbe los desalojos. La convocatoria se concretó en distintas plazas de las ciudades, tanto de Capital Federal como del interior.

La Federación Nacional de Inquilinos destacó que “llevamos adelante varias acciones para que el Gobierno y, en particular, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, prorrogue el decreto y se considere la grave situación que viven los inquilinos por el impacto económico de la pandemia”.

Hemos hecho dos pedidos de informes, uno al Ministerio de Salud y otro al Ministerio de Hábitat para que nos respondan si tomaron esta decisión evaluando sus consecuencias. Además, presentamos una carta al presidente, Alberto Fernández, con las firmas de dirigentes sociales, sindicales y políticos, solicitando que extienda el decreto”, expresó la entidad.

En concreto, los inquilinos piden la prórroga del decreto 320/2020. Esta medida fue implementada a partir de marzo de 2020, a consecuencia de la pandemia, y debía dejar de estar vigente el 30 de septiembre pasado. Sin embargo, el Poder Ejecutivo Nacional decidió extenderlo dos veces, hasta el 31 de marzo de este año. Entonces, dejará de estar vigente en los próximos días. 

La norma dejó sin efecto los aumentos pautados durante el período de congelamiento, aunque la diferencia se acumulaba en concepto de deudas. A partir del 1° de abril, los inquilinos deberán abonar dicha diferencia en cuotas mensuales, iguales y consecutivas: tres como mínimo o 12 como máximo. Los mismos plazos regirán para quienes no hayan pagado la totalidad de su alquiler, pero con intereses compensatorios. 

En su momento, el propio ministro Ferraresi anunció que no habría una nueva extensión del congelamiento y suspensión de desalojos. En ese sentido, consideró que a partir de la reglamentación de la nueva Ley de Alquileres, los inquilinos tendrán instancias para facilitar una solución.

“La Ley de Alquileres se reglamentó y los desalojos tienen que pasar por el Ministerio de Justicia para mediación, ya no va a haber extensión del DNU”, dijo el ministro. “Esta ley establece que el Ministerio de Justicia debe facilitar ámbitos de mediación y arbitraje gratuitos o de bajo costo para la resolución de conflictos derivados de los alquileres”, añadió.

Cabe destacar que otro reclamo de los inquilinos tiene que ver con el aumento de los alquileres, muy por encima de la inflación. Por ejemplo, los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron en promedio 60% durante el último año, tal como señala el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso). En marzo, además, los aumentos con respecto a febrero  fueron de 6,7% en los monoambientes y 7,7% para los de 2 ambientes.

En tanto, los especialistas prevén que tras el congelamiento y por las nuevas regulaciones de la Ley de Alquileres, aumentarán en torno al 40%. 

Según la última encuesta del Colegio Profesional de los Corredores Inmobiliarios porteño (Cucicba), en diciembre del año pasado el 90% de los inquilinos de la Ciudad abonó el alquiler en tiempo y forma. Este valor es el mejor desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

Las agrupaciones que representan a inquilinos tienen un panorama distinto. En base a un relevamiento hecho en enero por la Federación de Inquilinos, el 80% tuvo que recurrir a alguna forma de endeudamiento para pagar el alquiler. Por otro lado, el 40,4% no tiene certeza de dónde vivirá en los próximos meses.

Según detallaron, el 35,7% de los inquilinos no pudo pagar el mes de enero o pagó parcialmente. De acuerdo a las estimaciones de la federación, unos 300.000 hogares inquilinos acumulan deuda de 5 meses o más. Y el 53,5% de los ingresos totales del hogar se destinan al pago del alquiler.

Para el titular de esta organización, Gervasio Muñoz, “a partir de abril veremos que miles de familias quedarán en las calles y que la decisión de no prorrogar el congelamiento demuestra la mala política habitacional de Ferraresi”. 

Las organizaciones de inquilinos del país vamos a hacer lo imposible para que haya un plan de desendeudamiento y se extienda el decreto”, señaló Muñoz.