Guzmán en EE.UU.: agenda con inversores y FMI (no se esperan novedades del programa)

18 de marzo, 2021

Guzmán en EE.UU.: agenda con inversores y FMI (no se esperan novedades del programa)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, partió anoche a Estados Unidos. Nueva York, una ciudad muy conocida para el ministro, será la primera parada de la gira. El plato fuerte estará en Washington, con la reunión con el FMI. El viaje, estipulado para la semana entrante, se adelantó. “Más que adelantar, vio que era mejor empalmar un par de días en Nueva York para ponerse al día con compromisos que tenía desde hace rato”, explican cerca suyo. En la Gran Manzana, donde el tema de conversación excluyente es la situación del denunciado gobernador Andrew Cuomo, Guzmán tendrá reuniones con think-tanks e inversores.

Luego, el plato fuerte estará en la capital de Estados Unidos. Allí esperan a Guzmán la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el “staff”; David Malpass, el líder del Banco Mundial y funcionarios del Tesoro que lidera Janet Yellen. La voz del Tesoro será clave en el programa que firmen Argentina y el FMI dada la cuota de EE.UU. en el board.

La visita a DC se produce en un contexto de estancamiento en las negociaciones con el FMI. Las conversaciones siguen, pero los progresos han sido escasos. Presiones políticas del ala más kirchnerista de la coalición oficial y, sobre todo, una situación cambiaria más tranquila aminoraron la necesidad de lograr un “deal” en abril o mayo, como se buscaba inicialmente. Sin embargo, Guzmán viajará para mostrar los nuevos números fiscales, avanzar algo más en las negociaciones y, además, no explicitar tanto que el acuerdo ha sido postergado. Sobre todo, si buscará convencer al Club de París de diferir nuevamente el pago de más de US$ 2.000 millones que el país debe afrontar en abril. Será una señal, también, para compensar algunas frases y declaraciones confusas del propio Gobierno. “Cuando otros me apuran a negociar con el FMI, digo mi urgencia son los que no tienen casa, no tienen trabajo y han caído en la pobreza, mi urgencia es esa. Con los acreedores quiero acordar pero en términos que no nos posterguen a los argentinos”, remarcó ayer el propio Presidente.

Asimismo, Guzmán presionará para que el FMI finalmente emita los DEG (la moneda del organismo) que, ajustada por la cuota de Argentina, implicará US$ 3.300 millones para las reservas del BCRA.

Reunión de gabinete

Ayer, antes de embarcar, Guzmán encabezó una nueva reunión del gabinete económico en la que se evaluó la marcha de la economía, se hizo un repaso por las políticas implementadas para atender a los sectores críticos afectados por la pandemia y se destacó la importancia de la articulación con el Congreso para potenciar la recuperación económica, por ejemplo, a través de los proyectos vinculados con la estructura tributaria y el estímulo a sectores específicos.

Durante el encuentro, que se realizó en el salón Scalabrini Ortiz del Palacio de Hacienda, también se hizo un monitoreo de la implementación del Programa de Recuperación Productiva (Repro II). Las empresas podrán comenzar el trámite de inscripción para la nueva ronda para hacer frente al pago de los salarios correspondientes al mes de marzo desde el día 22. La inscripción será, como ha sido hasta ahora, a través de la página web de la AFIP.

Habló Marcó del Pont

Entre los temas discutidos, se destacó el envío al Congreso del proyecto de ley que fija nuevas alícuotas para el Impuesto a las Ganancias de Sociedades que apunta a establecer una mayor progresividad tributaria y promoción de las pequeñas y medianas empresas.

“Desde que comenzó nuestra gestión nos propusimos desandar la reforma tributaria del Gobierno anterior que desfinanció al Estado sin ningún efecto virtuoso sobre la economía productiva. Los proyectos impulsados desde el Poder Ejecutivo y el oficialismo en el Congreso se proponen restablecer la progresividad del sistema tributario, aliviar la carga de los pequeños contribuyentes y mejorar los ingresos de las y los trabajadores”, expresó Marcó del Pont, ilusionada con la recaudación que deparará el aporte solidario.

“La modificación del Impuesto a las Ganancias Sociedades profundiza la progresividad del tributo y saldar una deuda histórica con las pymes. Entre 1998 y 2017 todas las empresas, sin importar su tamaño o rentabilidad, pagaban una alícuota plana del 35%. Por primera vez se van a tener en cuenta estas variables. Con el proyecto que hemos enviado al Congreso el 75% de las empresas del país pagarán una alícuota efectiva más baja que la vigente el año pasado y las principales beneficiarias son las pymes”, agregó.

Junto con la modificación a las sociedades, el Congreso tiene bajo análisis otros dos proyectos: el incremento en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores y trabajadoras y el puente para aliviar la carga en la transición del Monotributo al régimen general. “La característica compartida por los proyectos es la progresividad”, destacó la titular de la AFIP. “El incremento en el mínimo genera un alivio para un universo significativo de trabajadores y trabajadoras y el proyecto que reforma el Monotributo viene a resolver un problema histórico al facilitar y aliviar la transición de quienes se convierten en autónomos”, expresó Marcó del Pont.

En la reunión participaron, además, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el presidente del BCRA, Miguel Pesce, el secretario de Política Económica, Fernando Morra; la secretaria de Comercio Interior, Paula Español y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace.