Fracasa la sesión pedida por la oposición en Diputados

25 de marzo, 2021

Fracasa la sesión pedida por la oposición en Diputados

La sesión especial impulsada por diferentes bloques opositores para tratar en el recinto de la Cámara de Diputados la prórroga de la ley de biocombustibles fracasó hoy por falta de quórum. La iniciativa que vence en mayo próximo, ya fue aprobada por el Senado pero la Cámara baja aún no lo pudo debatir.

La oposición reunió 108 diputados en total de manera presencial y remota y no logró los dos tercios necesarios para habilitar el debate, ya que se trata de un proyecto que no tiene dictamen de comisión y necesita mayorías especiales.

Las bancadas opositoras encabezadas por el interbloque de Juntos por el Cambio, que encabeza Mario Negri, y del Interbloque Federal, liderado por Eduardo “Bali” Bucca, contaron con la presencia de la tucumana Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social). Sin embargo, no lograron el respaldo del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón. Tampoco consiguieron el apoyo del bloque Acción Federal, que integran el riojano Felipe Álvarez y el santacruceño Antonio Carambia, ni del Frente de Izquierda.

El oficialismo había anticipado que no concurrirá al recinto a participar del debate impulsado por el conglomerado opositor.

Luego de más de más de 40 minutos de espera, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dio por levantada la sesión, tras lo cual los diputados continuaron con exposiciones en minoría.

Ese conjunto opositor pidió otra sesión pero para las 14, con el fin de votar los proyectos de Impuesto a las Ganancias y reforma del Régimen de Monotributo, impulsados por el oficialismo. Los representantes del Frente de Todos tampoco concurrirá, que mantienen su idea de sesionar el sábado para tratar esos proyectos.

Prórroga de la Ley de biocombustibles

El proyecto de ley que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2024 la vigencia del “Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles” en todo el territorio nacional. Hasta el momento, la Cámara de Diputados no alcanzó un consenso para debatirlo en el recinto.

La Ley de promoción de biocombustibles, aprobada en 2006 y que vence en mayo próximo, contempló un esquema de beneficios fiscales por un plazo de 15 años para productores de combustibles elaborados en base a soja, maíz y caña.

El Régimen prevé exenciones relacionadas con el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto a las Ganancias para la adquisición de bienes de capital u obras de infraestructura y dispone que los bienes afectados no integrarán la base de imposición del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta establecido por la Ley Nº 25.063. También dispone que los biocombustibles no estén alcanzados por la tasa de Infraestructura Hídrica, por el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, por el impuesto denominado ‘Sobre la transferencia a título oneroso o gratuito, o sobre la importación de gasoil’ así como tampoco por los tributos que en el futuro puedan sustituir o complementar a los mismos.

En octubre, el Senado aprobó por unanimidad y giró a la Cámara de Diputados la prórroga por cuatro años del Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustible, que prevé la continuidad de beneficios impositivos para los productores de las 54 plantas asentadas en diez provincias.